martes, 31 de agosto de 2010

Noticias Internacionales de la Iglesia Católica

Como Cristo, tomar el último lugar; exhorta Papa Benedicto XVI

Al mediodía del pasado domingo 29 de agosto, previo al rezo del Ángelus, el Papa Benedicto XVI señaló, recordando la lectura del Evangelio, que “el Señor insiste sobre un punto decisivo que es el de la humildad”, ya que en un significado más profundo, el tomar el último lugar “puede en efecto representar la condición de la humanidad degradada por el pecado, condición de la que sólo la encarnación del Hijo Unigénito puede rescatarla”.

Poco después, el Sumo Pontífice destacó que “Cristo mismo ha tomado el último lugar en el mundo –la cruz- y justamente con esta humildad radical nos ha redimido y constantemente nos ayuda”. Luego, manifestó que Jesús nos enseña a invitar a la mesa a las personas más pobres y marginadas, pues respecto a ello, “la verdadera recompensa la dará Dios … una vez más vemos a Cristo como modelo de humildad y gratuidad: de Él aprehendemos la paciencia ante las tentaciones, la mansedumbre ante las ofensas, la obediencia a Dios en el dolor, a la espera de que Aquél que nos ha invitado nos diga: ‘¡Amigo, ven más adelante!’, pues el verdadero bien es estar cerca a Él”.

En su reflexión, el Vicario de Cristo citó unas palabras de San Luis IX, rey de Francia, contenidas en su Testamento espiritual: “Si el Señor te concederá algún tipo de prosperidad, no sólo deberás agradecerla humildemente, sino mira bien a no empeorar por vanagloria o en cualquier otro modo, estate atento a no entrar en contraste con Dios u ofenderlo con sus mismos dones”.

El Santo Padre concluyó compartiendo el martirio de san Juan Bautista “el más grande entre los profetas de Cristo, que supo negar a sí mismo para darle espacio al Salvador, y sufrió y murió por la verdad. Pidámosle a él y a la Virgen María que nos guie por el camino de la humildad, para ser dignos de la recompensa divina”.



Cardenal continúa con vocación gracias a la Madre Teresa

El pasado 30 de agosto, durante la celebración eucarística realizada en la iglesia de San Lorenzo en Roma, para conmemorar los cien años del nacimiento de la Madre Teresa de Calcuta, el Arcipreste de la Basílica de San Pedro, Cardenal Angelo Comastri, compartió con los files que hace 40 años en un encuentro con la beata, le hizo una promesa, la cual preservó su vocación sacerdotal, e indicó que la religiosa le enseñó que sin la oración, la caridad no existe.

Ante misioneras de la caridad, algunos sacerdotes, líderes del gobierno local y varios fieles, el Cardenal Comastri relató que después de ser ordenado, envió una carta a la Madre Teresa y se asombró al recibir su respuesta, pues ésta estaba escrita en un papel y un sobre muy pobre. Cuando la beata estaba de visita en Roma, el Cardenal fue a buscarla para agradecerle su respuesta, y jamás olvidará la pregunta que la religiosa le hizo pues ésta le dejó avergonzado: “¿Cuántas horas al día reza?”.
El entonces Padre Comastri le explicó que rezaba la Misa diaria, la Liturgia de las Horas y el Rosario, a lo que la Madre le respondió rotundamente: “Eso no es suficiente”. “El amor no puede ser vivido de forma minimalista”. Entonces le pidió que le prometiera hacer media hora de adoración cada día, y el ahora Cardenal Comastri lo prometió, y expresó que “hoy puedo decir que esto salvó mi sacerdocio”.

El Cardenal añadió que al tratar de defenderse ante tal pregunta, comentó que le pensó que la Madre Teresa le preguntaría cuánta caridad hacía, a lo que ella le respondió: “¿Y crees que si no rezara yo sería capaz de amar a los pobres? Es Jesús el que pone amor en mi corazón, cuando rezo”.

Al finalizar su homilía, el Cardenal Comastri aseguró que “a través de esta pequeña mujer… se nos recuerda que la caridad es el apostolado de la Iglesia, y que la caridad sólo nace si rezamos”.



Obispo recuerda que la vida sólo es una

El pasado 30 de agosto, el Obispo de Salto, Mons. Pablo Galimberti, manifestó que de acuerdo con las enseñanzas de Jesús, la creencia en “la reencarnación no es compatible con la fe cristiana”, dado que nos enseñó que “al final de nuestro único recorrido vital, habrá un juicio y una eternidad, conforme a nuestras obras, puestas en la balanza por un Dios justo y misericordioso. Este final le imprime a nuestra vida un carácter único”.

Durante el artículo publicado en un diario, el Prelado explicó que la reencarnación es una creencia del hinduismo, del budismo y de la religión afro-brasileña y espiritista Umbanda, cuya ideología ha sido transmitida “en muchas ciudades de Occidente”, en algunas ocasiones, “a través de la práctica del yoga, no en cuanto posturas corporales sino en cuanto ideas que en el curso de tales sesiones, a veces, se proponen”.

Después de insistir que respeta a las personas con otras creencias, el obispo uruguayo recordó a los cristianos que esta idea no es compatible con las enseñanzas de Cristo, luego añadió que “cada porción de la vida gravita sobre todas las demás, de tal modo que cuando nos jugamos un fragmento de la vida, en cierta medida nos estamos jugando la vida entera. La vida es pues irrevocable”, pero asimismo reconoció que “nuestra época tiene una tremenda resistencia a aceptar la irrevocabilidad de la vida. El hombre actual no quiere que nada sea irrevocable (los años, envejecimiento, matrimonio, los votos religiosos…)”.

Finalmente, citó a la Beata Madre Teresa de Calcuta, quien vivió muchos en la India. “Voy a pasar por la vida una sola vez, cualquier cosa buena que yo pueda hacer, debo hacerla ahora, porque no pasaré de nuevo por aquí”, y así exhortó a los cristianos a apreciar la vida, puesto que sólo es una.

Santo de la Semana

San Ramón Nonato
Religioso y Cardenal, Patrón de las embarazadas y parturientas
31 de Agosto


En Portell, cerca de Barcelona, España en el año 1200, nació un niño llamado Ramón, quien recibió el sobrenombre de non natus, que quiere decir “no nacido”, porque su madre murió en el parto, antes de que el niño viese la luz.

Años más tarde, con el permiso de su padre, el santo ingresó en la orden de los Mercedarios, que acababa de ser fundada por San Pedro Nolasco, quien recibiera la profesión del joven. San Ramón Nonato progresó tan rápidamente en virtud que, dos o tres años después de profesar, sucedió a San Pedro Nolasco en el cargo de "redentor o rescatador de cautivos".

Tiempo después, el santo fue enviado al norte de África con una suma considerable de dinero, con el cual rescató a numerosos esclavos. Y tal era su deseo de ayudar a los cautivos, que en cuanto se le terminó el dinero, San Ramón se ofreció como rehén a cambio de liberarles, pero su sacrificio no hizo más que exasperar a los infieles, quienes le trataron con terrible crueldad. Luego fue tratado más humanamente, ya que el magistrado principal, temía que si el santo moría, no lograría obtener la suma estipulada por la libertad de los prisioneros a los que representaba.

Con esta oportunidad, el santo pudo salir a la calle, lo que aprovechó para confortar y alentar a los cristianos, e incluso llegó a convertir y bautizar a algunos mahometanos. Al saberlo, el gobernador lo condenó a muerte, pero quienes estaban interesados en cobrar el rescate, consiguieron que en lugar de la pena de muerte, fuera flagelado.

Pese a su condena, nada detuvo al santo, quien continuó evangelizando. Esto logró enfurecer al gobernador, y por ello mandó que lo azotaran en todas las esquinas de la ciudad y que se le perforasen los labios con un hierro candente, después mandó que le colocaran un candado en la boca, cuya llave guardaba él mismo y sólo la daba al carcelero a la hora de las comidas.

San Ramón pasó así 8 largos meses, hasta que San Pedro Nolasco pudo enviar a algunos miembros de su orden, para rescatarle. San Ramón hubiese querido quedarse para asistir a los esclavos en África, sin embargo, obedeció la orden de su superior y pidió a Dios que aceptase sus lágrimas, ya que no le había considerado digno de derramar su sangre por las almas de sus prójimos.

A su regreso a España en 1239, fue nombrado cardenal por Gregorio IX, pero este nuevo cargo nunca le hizo ver la vida de otra manera, por ello no cambió ni sus vestidos, ni su pobre celda del convento de Barcelona.

Más tarde el Papa le llamó a Roma, y así partió como el religioso más humilde. Sin embargo, Dios dispuso que sólo llegase hasta Cardona, a unos diez kilómetros de Barcelona, donde le sorprendió una violenta fiebre que le llevó a la tumba. El santo tenía aproximadamente treinta y seis años cuando falleció, el 31 de agosto de 1240. Fue sepultado en la capilla de San Nicolas de Portell.

San Ramón Nonato es el patrono de las parturientas y las parteras debido a las circunstancias de su nacimiento.

viernes, 27 de agosto de 2010

Homilía del Cardenal Norberto Rivera Carrera

Durante la misa del mediodía celebrada en la Catedral Metropolitana de la ciudad de México, el pasado 22 de agosto, el Cardenal Norberto Rivera Carrera recordó que en el Evangelio, Jesús es interrogado a cerca de si serán pocos los que logren salvarse, y con su respuesta, evita caer en la polémica en la que se consideraba que aquellos que lograrían entrar al Reino, serían únicamente los del pueblo elegido.

Respecto a ello, el Prelado añadió que para salvarse, no basta con pertenecer “a un determinado pueblo, o una determinada raza, a una tradición o una costumbre o estar afiliado a una institución o grupo”, e incluso tampoco es suficiente “el hecho de conocer a Jesús o pertenecer a la Iglesia”, sino que es necesario algo más, lo que implica, según lo manifestó Jesucristo, pasar por la puerta angosta, que simboliza un camino con muchos obstáculos.

"Hay dos caminos, uno de muerte y otro de vida, la diferencia entre los dos es abismal, el camino de la vida lleva al amor de Dios y al amor al prójimo, a bendecir a quien maldice, a estar lejos de la codicia de la carne, a perdonar a quién nos ha ofendido, a ser sincero y pobre, en resumen a guiarte por los mandamientos y las bienaventuranzas. El camino de la muerte y de la condenación te lleva a la violencia, a la mentira, a la hipocresía, a la opresión del pobre, dicho de otra manera, es el camino contrario a los mandamientos y a las bienaventuranzas".

Más adelante, el Arzobispo de México explicó que san Pablo nos comparte el deseo de Dios de que todos los hombres se salven, y por otro lado, que san Juan insiste en que “tanto amó Dios al mundo, que le envió a su Hijo único”.

Durante su reflexión, el Cardenal aseguró que Dios no envió a Jesús en vano, y que además, ni con este hecho, el Señor ha querido anularla libertad humana, ya que siempre nos permite elegir el camino y decidir voluntariamente, si deseamos ser salvados o no.

Para finalizar su mensaje, el Prelado nos alentó para que profesemos nuestra fe más que con palabras, con obras, y así mismo, reconoció la importancia de trabajar en comunidad, teniendo como objetivo, el poner en práctica el proyecto de salvación que nos enseña Cristo.

"La verdadera pertinencia a la comunidad de Dios se realiza no solamente adhiriéndose a una comunidad o realizando celebraciones religiosas sino practicando una ética y un compromiso conforme al proyecto de salvación. Por esto la pertenencia a la Iglesia, además de los elementos exteriores, debe ir acompañada de una adhesión de corazón y de conciencia a Jesucristo el Señor. Porque no el que me dice Señor, Señor, entrará al Reino de los Cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre".

Historia de la semana

LOS DOS HERMANOS

No hace mucho tiempo, dos hermanos que vivían en sus propias granjas, tuvieron un fuerte pleito, el cual había iniciado con un pequeño malentendido y había crecido hasta llegar a ser una diferencia mayor entre ellos. La discusión terminó en una explosión de malas palabras, y la sentencia de que jamás se perdonarían. Éste era el primer conflicto serio que tenían desde hace 40 años en que habían cultivado juntos sus cosechas, hombro a hombro, compartiendo maquinaria e intercambiando consejos y bienes.

Una mañana, mientras Luis, el mayor de ellos, hacía sus deberes, alguien llamó a su puerta. En cuanto abrió, se encontró a un hombre que en sus manos cargaba varias herramientas de carpintería, y le dijo:
"Buen día Señor, estoy buscando trabajo por unos días. Quizá usted requiera algunas pequeñas reparaciones aquí en su granja y yo pueda ser de ayuda en eso".

Luis se quedó meditando en silencio y casi de inmediato, mientras sacudía la cabeza diciendo que sí, le explicó:
"Tengo un trabajo para usted. Mire al otro lado del arroyo, en aquella granja vive mi vecino, bueno, de hecho es mi hermano menor. La semana pasada había una hermosa pradera entre nosotros y el tomó su maquinaria y desvió el cauce del arroyo para que quedara entre nosotros. Bueno, él pudo haber hecho esto para enfurecerme, pero le voy a hacer una mejor. ¿Ve usted aquella pila de desechos de madera junto al granero? Quiero que construya una cerca, una cerca de dos metros de alto, no quiero verlo nunca más."

El carpintero le miró fijamente y contestó:
"Creo que comprendo la situación. Muéstreme donde están los clavos y la pala para hacer los hoyos de los postes y le entregaré un trabajo que lo dejará satisfecho."
Luis sonrió y dejando todo lo que tenía que hacer, fue a indicarle al carpintero, dónde estaba la madera, e incluso le ayudó a reunir los materiales necesarios.

Durante el día, el carpintero trabajó arduamente, midiendo, cortando y clavando. Cerca del ocaso, el carpintero por fin había terminado su trabajo.
Cuando el granjero fue a revisar el trabajo, quedó asombrado y sumamente molesto, pues el carpintero no había hecho lo que se le pidió, y apenas pudiendo balbucear algunas palabras, exclamó:
“¿Qué es esto?, ¡te pedí una cerca y en su lugar construiste un puente!, ¿qué pretendes, que atraviese el arroyo y visite a mi hermano?”

En ese momento, el hermano menor miró por la ventana y al ver el bello puente que unía las granjas que habían sido separadas por el arroyo, corrió hacia donde estaba su hermano, y sin que aquél lo esperara, lo abrazó. Después de secarse las lágrimas, le dijo:
"¡Eres un gran tipo, mira que construir este hermoso puente después de lo que he hecho y dicho!".

Después de mirarse fijamente y abrazarse una vez más, comenzaron a platicar y a pedirse disculpas. Precisamente estaban reconciliándose, cuando Juan, el hermano mayor, se dio cuenta de que el carpintero estaba guardando sus herramientas e inmediatamente corrió a agradecerle y a pedirle que se quedara:
"¡Espera!, por favor quédate unos días más. Tengo otros trabajos que quiero que realices, te pagaré bien. Realmente estoy muy agradecido.”

Pero el carpintero no contestó y continuó empacando sus cosas y después de terminar de guardar sus herramientas, le miró, sus ojos transmitían una profunda alegría. Después le dijo:
"Me gustaría quedarme, pero aún tengo muchos puentes por construir".

Reflexiones de la Madre Teresa de Calcuta






Oración para sonreir

Señor, renueva mi espíritu y dibuja en mi rostro
sonrisas de gozo por la riqueza de tu bendición.

Que mis ojos sonrían diariamente
por el cuidado y compañerismo
de mi familia y de mi comunidad.
Que mi corazón sonría diariamente
por las alegrías y dolores que compartimos.
Que mi boca sonría diariamente
con la alegría y regocijo de tus trabajos.
Que mi rostro dé testimonio diariamente
de la alegría que tú me brindas.
Gracias por este regalo de mi sonrisa, Señor.
Amén.

ORACION PARA APRENDER A AMAR

Señor, cuando tenga hambre, dame alguien que necesite comida;
Cuando tenga sed, dame alguien que precise agua;
Cuando sienta frío, dame alguien que necesite calor.
Cuando sufra, dame alguien que necesita consuelo;
Cuando mi cruz parezca pesada, déjame compartir la cruz del otro;
Cuando me vea pobre, pon a mi lado algún necesitado.
Cuando no tenga tiempo, dame alguien que precise de mis minutos;
Cuando sufra humillación, dame ocasión para elogiar a alguien; Cuando esté desanimado, dame alguien para darle nuevos ánimos.
Cuando quiera que los otros me comprendan, dame alguien que necesite de mi comprensión;
Cuando sienta necesidad de que cuiden de mí, dame alguien a quien pueda atender;
Cuando piense en mí mismo, vuelve mi atención hacia otra persona.

Haznos dignos, Señor, de servir a nuestros hermanos;
Dales, a través de nuestras manos, no sólo el pan de cada día, también nuestro amor misericordioso, imagen del tuyo.


Siempre ten presente que:
La piel se arruga, el pelo se vuelve blanco, los días se convierten en años.
Pero lo importante no cambia, tu fuerza y tu convicción no tienen edad.
Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña, detrás de cada línea de llegada, hay una de partida; detrás de cada logro, hay otro desafío.
Mientras estés vivo, siéntete vivo; si extrañas lo bueno que hacías, vuelve a hacerlo.
No vivas de fotos amarillas, sigue aunque todos esperen que abandones.
No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.

Haz que en vez de lástima, te tengan respeto.
Cuando por los años no puedas correr, trota; cuando no puedas trotar, camina; cuando no puedas caminar, usa el bastón. Pero nunca te detengas.

Noticias Internacionales de la Iglesia Católica

Madre Teresa dedicó su vida a transmitir amor de Cristo

La Superiora General de las Misioneras de la Caridad, Madre Mary Prema, destacó el pasado 26 de agosto, que la Madre Teresa de Calcuta entendió su vida "como la tarea de amar a Jesús y transmitir ese amor a todas las personas en torno a ella. Este era su único objetivo", y que el legado que la beata dejó para sus sucesoras, es la transmisión de la experiencia de Jesús, porque a través de su vida acercaba a las personas a Dios.

Al afirmar que la beata "no predicaba pero con su vida daba testimonio", señaló que hubo varias personas hindúes que cambiaron sus vidas con el ejemplo de la fundadora de las Misioneras de la Caridad, pese a que no hayan elegido cambiar de religión. E igualmente compartió que la Madre Teresa también les enseñó a dejar que Dios las guíe en las decisiones relacionadas a la congregación.

"Nosotros no hacemos programas para los próximos 10 años. Buscamos seguir abiertas a lo que Dios nos pida. Sólo Jesús nos dirá cuál es el próximo paso. Por ello, siguiendo el espíritu de la Madre, no soy yo quien ejerce el control: es Dios quien toma las decisiones", aseguró la Madre Mary Prema, y luego explicó que la Beata las exhortó a ser cada vez más santas.

Asimismo, sobre los desafíos del nuevo milenio, la Madre Superiora puso como ejemplo la experiencia de la fundadora en el caso del VIH/Sida y manifestó:

"Abrió en New York una casa para las víctimas de esta enfermedad. Era central el acompañamiento a los enfermos en la fase terminal. Entonces no existían aún medicinas para tener bajo control el virus. ¡Qué sufrimiento! Madre Teresa a su tiempo escuchó a Jesús y mantenía siempre un oído abierto a los problemas del mundo. De este modo también nosotros debemos escuchar a Jesús y ser generosas. Ella era muy generosa con Dios y con quien sufría. En esto queremos imitarla".

La Madre Prema concluyó su mensaje insistiendo que la canonización no es tan importante, pues "todos saben que es santa. Tanto para hindúes como para cristianos, aquí en Calcuta y en la mayor parte de lugares en los que estamos presentes esto no se pone en duda". "Todos esperan un milagro…pero la misma Madre Teresa era el milagro para el mundo y para la humanidad".


Papa recuerda a Madre Teresa de Calcuta a 100 años de su nacimiento

El pasado 26 de agosto, día en que recordamos el 100 aniversario del nacimiento de la Madre Teresa de Calcuta, el Papa Benedicto XVI, en un mensaje dirigido a la madre Mary Prema, superiora general de las Misioneras de la Caridad; agradeció a Dios por la vida de la beata, y con ello aseguró que la querida religiosa sigue siendo un “don inestimable” para la Iglesia y el mundo.

Además, el Santo Padre recordó “el modelo ejemplar de virtud cristiana” de la Madre Teresa, quien “ha simplificado ante el mundo, las palabras de San Juan: ‘Si Dios nos ha amado, también nosotros debemos amarnos los unos a los otros. Si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece con nosotros y el amor de Él es perfecto en nosotros’”.

Después, al dirigirse a las religiosas que continúan la obra de esta gran mujer, el Vicario de Cristo las alentó a “que este amor os inspire como Misioneras de la Caridad, a donaros generosamente a Jesús, que vosotras veis y servís a través de los pobres, los enfermos, y a través de las personas solas o abandonadas. Os animo a aprender constantemente de la espiritualidad y del ejemplo de Madre Teresa y, siguiendo sus huellas, acojáis la invitación de Jesús: ¡Ven, sé mi luz!”, y junto con ello, les agradeció por seguir difundiendo el mensaje que durante años, la Madre Teresa compartió con el mundo entero.

Papa Benedicto XVI alienta a continuar buscando a Dios, camino de verdad

El pasado miércoles 25 de agosto, durante su Audiencia General, el Papa Benedicto XVI exhortó a los fieles, a buscar en los santos a esos "compañeros de viaje" que nos acompañan en el camino de la vida. "Cada uno debería tener algún santo que le sea familiar, para sentirle cercano en la oración y en la intercesión, pero también para imitarlo". Y añadió que por ello es necesario conocer más a estos hombres y mujeres ejemplares, comenzando por aquellos de quienes uno lleva el nombre, leyendo sus vidas y escritos.

“Estad seguros que se convertirán en buenos guías para amar todavía más al Señor, y en ayuda válida para vuestro crecimiento humano y cristiano. Como sabéis, también yo estoy unido de manera especial a las figuras de algunos Santos: entre ellos, además de San José y San Benito del que llevo el nombre, y a otros, está San Agustín, que he tenido el gran don de conocer, por decirlo de alguna manera, de cerca por medio del estudio y de la oración y que se ha convertido en un buen ‘compañero de viaje’, en mi vida y en mi ministerio", señaló el Santo Padre.

Seguidamente citó a San Agustín, quien se caracterizó por "la búsqueda inquieta y constante de la Verdad", "un hombre que no ha vivido jamás superficialmente", no ha buscado la "pseudo-verdad incapaz de dar paz duradera al corazón", sino "aquella Verdad que da sentido a la existencia y que logra que "el corazón encuentre serenidad y alegría".

"Sabemos que el suyo no fue un camino fácil: pensó encontrar la verdad en el prestigio, en la carrera, en la posesión de cosas, en las voces que prometían felicidad inmediata; cometió errores, atravesó tristezas, afrontó decepciones, pero –y esto es lo importante– no se detuvo nunca, no se conformó con lo que le daba unos destellos de luz; supo mirar en el interior de sí mismo y se dio cuenta, como escribe en sus Confesiones, que esa Verdad, ese Dios que buscaba con todas sus fuerzas, era más íntimo a él que él mismo, le había estado siempre al lado, no le había abandonado, estaba a la espera de poder entrar de manera definitiva en su vida", aseguró el Pontífice.

El Papa Benedicto XVI, resaltó la actualidad del mensaje de este santo, quien nos invita a encontrar a Dios en el silencio. "A veces se tiene una especie de temor al silencio, al recogimiento, a pensar en las propias acciones, o al sentido profundo de la vida", prosiguió el Sucesor de Pedro.

"Se prefiere vivir –porque parece más fácil– con superficialidad, sin pensar, es más, se tiene miedo a buscar la Verdad, o quizá se tiene miedo de que la Verdad nos encuentre, nos aferre y nos cambie la vida, como sucedió a san Agustín", aseguró el Vicario de Cristo.

Al final de su mensaje, el Papa alentó a "que no tengan miedo de la Verdad, que no interrumpan nunca el camino hacia ella, que no cesen nunca de buscar la verdad profunda sobre sí mismos y sobre las cosas, con los ojos del corazón. Dios nos dona su luz para que veamos el calor que hace sentir el corazón que nos ama y que desea ser amado".





Cardenal pide hacer frente a crisis de valores con la oración

El Arzobispo de Génova y Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, Cardenal Angelo Bagnasco, señaló el pasado 22 de agosto, que en medio de un mundo agredido por una latente crisis de valores, los fieles tenemos el deber de dedicarle un tiempo a la oración cotidiana, para así poder hacer presente a Dios en medio de este mundo tan necesitado de Él.

Más adelante, el Cardenal recordó que Jesús insiste en que no debemos pertenecer al mundo, lo que quiere decir, “estar expuesto a todas las presiones o tensiones y solicitaciones que conocemos", y que para ello contamos con un arma, que es precisamente la oración, ya que ella es "el contacto con Dios, y Dios es la Verdad. Ciertamente hace falta dedicarle tiempo a la oración, cada uno según la propia vocación, y tomar estos medios que la liturgia, y primero que nada el Señor, han puesto a disposición: el Evangelio, el libro de los salmos y todas las prácticas de piedad que se puedan. Son modalidades que nos ayudan a encontrar la verdad de Dios y del hombre".

Dicho mensaje lo concluyó declarando que “si creyésemos verdaderamente, totalmente que Dios nos ama, es claro que viviríamos la historia personal y universal con una perspectiva y con una actitud a veces más responsable, más positiva. Es necesario creer verdaderamente que Dios nos ama: es decir que tiene el poder de cambiar la vida".






Experto argentino defiende derechos de los más débiles

El pasado 23 de agosto, el P. Víctor Manuel Fernández, quien está a cargo del Rectorado de la Universidad Católica Argentina, pidió "no ser superficiales con el tema del aborto", y reflexionar sobre él, ya que "si sólo tiene derechos el ya ‘desarrollado’" no hay argumento sólido para "otorgar un carácter indiscutible a los derechos humanos de los más débiles".

Según el experto, "un feto corre el riesgo de ser menospreciado, como sucede con todo lo pequeño y aparentemente inútil" pese a que "la genética indica que el ADN del óvulo recién fecundado contiene todas las características que tendrá ese humano adulto".
"Si el justificativo para eliminarlo es su incompleto desarrollo, esto concede plenos poderes a los fuertes para eliminar a los menos desarrollados (…) Igualmente, hay quienes invitan a eliminar a los discapacitados porque no están completamente desarrollados. Pero no son los desarrollados los que deciden quién es humano y quiénes no tienen derecho a la vida", explicó en un artículo.

El sacerdote recordó que "la defensa de la vida humana requiere fundamentos inquebrantables y jamás sujetos a discusión, para asegurarnos de que no se repetirán las diversas barbaries del siglo pasado. El único modo de establecer estos fundamentos firmes es sostener que la vida humana es sagrada siempre, desde su gestación hasta la muerte natural".






Cardenal invita a imitar beata, como respuesta a la corrupción

El Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, animó el pasado 23 de agosto, a fomentar conductas éticas y morales a favor de la buena educación, la protección de la familia y la defensa de la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.

En su programa, el Purpurado exhortó a la sociedad a ser “más valientes, examinen su corazón, y vean si hay lealtad en su trabajo, con su esposa y sus hijos, sin son incorruptibles, si cumplen las normas del trabajo y del tráfico. Tengamos el coraje de presentar en su propia vida, ‘yo soy honesto a carta cabal’. Padres de familia sean coherentes con sus principios".

Más adelante indicó que la corrupción "también es abandonar a los hijos sin educar, dictar malas clases, publicar avisos falsos y mentir”, y como respuesta a esta problemática, propuso imitar a la Beata Teresa de Calcuta, y agregó “ahí tienes una respuesta católica clara contra la corrupción, porque esa mujer con sus obras le decía al mundo, ‘yo te amo, busco la verdad con el bien’. Sin hacer política movió el mundo entero a despertar su preocupación por la gente más humilde, por los niños no nacidos ‘dénmelos a mí’, iba de uno en uno".







Laico sirve a la Iglesia atendiendo al Santo Padre

El pasado 23 de agosto, el Dr. Patrizio Polisca, quien desde el 15 de junio del año pasado es el médico personal del Papa Benedicto XVI, después de haber atendido a su antecesor Juan Pablo II a partir de 1986, compartió durante una entrevista concedida a L’Osservatore Romano, que cuando estuvo al servicio de una congregación de religiosas en Roma, una de las superioras le decía con mucha insistencia, que debía ir al Vaticano porque habría de convertirse en el médico del Papa", palabras que antes no comprendía, pero que ahora atesora en su corazón.

El también nuevo Director de los Servicios de Sanidad del Vaticano comentó que aún recuerda cuando conoció al Papa Juan Pablo II, ya que en ese momento, habrían de llegar a su mente las palabras de aquella religiosa, "las sentí como una ocasión de crecimiento profesional, madurada en un sentido más agradable, o al menos más cercano a mi sensibilidad cristiana: mi vida profesional siempre ha estado en torno al trabajo realizado con sentido cristiano", y fue ahí cuando se percató de la enorme responsabilidad de atender al Santo Padre.

El Dr. Polisca cuenta luego la importante responsabilidad que le encargó el Dr. Buzzonetti de cuidar a los cardenales que eligieron al Papa Benedicto XVI en abril de 2005, e indicó que fue "una experiencia personal muy importante para mi vida. Sobre todo interiormente: comprendí mi sentido de la pertenencia a la Iglesia de Cristo, tomé conciencia de lo que significa servir al Papa y, a través de él, a la Iglesia".

El ahora médico del Papa Benedicto XVI, aseguró que "no puedo pensar en mi vida sin la responsabilidad en relación con el Papa y la Iglesia. La vivo con una gran alegría, la comparto con mi familia. El resto es un sueño hecho realidad: ejercitar la profesión médica y tener la posibilidad de hacerlo en una dimensión que es la mía desde siempre: la cristiana, al máximo de su expresión terrena".

El Dr. Polisca, quien también preside la comisión médica que decide si las curaciones son milagrosas o no en la Congregación para las Causas de los Santos, termina la entrevista comentando que como Director del Servicio de Sanidad del Vaticano, tiene por delante "una importante misión que cumplir" en medio de un ambiente en donde conoce a todos y que busca realizarla cada vez mejor.

Santo de la semana

Beata María del Tránsito de Jesús Sacramentado
25 de Agosto


En el seno de una familia cristiana, la beata María nació el 15 de agosto de 1821 en San Roque, en Córdoba. Al momento de ser bautizada, le pusieron el nombre María del Tránsito Eugenia de los Dolores, pero más adelante, le añadiría "de Jesús Sacramentado" por su gran devoción.

Debido a la formación espiritual que recibieron en su hogar, ella y otros tres de sus diez hermanos, decidieron consagrar su vida a Dios, ya que los dones del Espíritu Santo intensificaron su sentido sobrenatural de la vida, la atenta escucha de la voz de Dios, el deseo de la imitación del Señor.

A pesar de la vida que llevaba, rodeada de los deberes de la casa y de galas, ella prefería una vida seria y de recogimiento, por ello beata solía cerrar sus ojos para desaparecer un momento y vislumbrar en su alma, la belleza cautivante de Jesús.

Cuando María del Tránsito tenía 29 años, su padre falleció. La partida de quien fuera su gran amigo, le dejó una herida profunda, sin embargo, con dicho acontecimiento, Jesús comenzaba a prepararla para seguir un nuevo camino, en el que más tarde se sobrepuso la muerte de su madre y tres de sus hermanos. Tras esta nueva tragedia, ingresó en la Tercera Orden Franciscana e intensificó su vida de oración y de penitencia.

Por su anhelo de consagrarse totalmente a Dios, en 1859, con ocasión de su profesión en la Tercera Orden de San Francisco, emitió el voto de virginidad perpetua. Más tarde le surgió la idea de fundar un Instituto para la instrucción cristiana de la infancia pobre y abandonada, y así, para 1878, la Madre María del Tránsito fundó la Congregación Hermanas Terciarias Misioneras Franciscanas, cuyo objetivo era promover las obras de caridad y misericordia y dar educación gratuita a las hijas de los pobres y desamparados.

María del Tránsito se distinguió por su piedad, sobre todo hacia la Eucaristía; llevó a cabo una intensa actividad como catequista e hizo muchas obras de misericordia, visitando frecuentemente a los pobres y a los enfermos. Entre sus virtudes destacan la prudencia, la paciencia, la fortaleza de ánimo para afrontar las múltiples pruebas de la vida, su amor a la pureza y la confianza en la Divina Providencia, que le respondía con frecuencia con signos sorprendentes.

Antes de fallecer, la beata expresó: "Yo ya no les hago falta porque no puedo hacer nada, pero, cuando muera, desde el cielo les hare mucho bien". Para el 25 de agosto de 1885, luego de una enfermedad crónica, partió hacia el Reino de Dios.
Fue beatificada, por Juan Pablo II, el 14 de abril del 2002.

viernes, 20 de agosto de 2010

Encuentro de devotos de Jesús Divina Misericordia 2010


TEMPLO EXPIATORIO A CRISTO REY
Antigua Basílica de Guadalupe

ENCUENTRO DE DEVOTOS DE JESÚS, DIVINA MISERICORDIA 2010
27 Y 28 DE AGOSTO


MENSAJE DE JESÚS DIVINA MISERICORDIA
VIERNES 27 DE AGOSTO

• Santa Faustina, vida y obra
• La esencia de esta Devoción: Sr. Samuel Ortega López



LOS SANTOS Y LA MISERICORDIA
SABADO 28 DE AGOSTO

• La Sábana Santa testigo de la Resurrección: Fís. Adolfo Orozco Torres
• La M. Teresa de Calcuta y Santa Faustina: Cristina Cruz Parra
• Juan Pablo II y la Encíclica “Dives in Misericordie”: R. P. Lic. Eugenio Lira - CIDDM

VEN Y CONOCE A PROFUNDIDAD EL MENSAJE DE AMOR QUE DIOS NOS DIO A TRAVÉS DE SANTA FAUSTINA.

De 10:00 hrs. a 18:00 hrs.
15:00 hrs. Coronilla Cantada
18:00 hrs. Celebración Eucarística
Entre cada actividad veneración de la reliquia de Santa Faustina
(Traer alimentos)
Entrada Libre


Itinerario:


VIERNES 27 DE AGOSTO

TEMA: MENSAJE DE JESUS DIVINA MISERICORDIA

Hora Actividad

10:00 - 10:30 Registro
10:30 - 11:00 Animación
11:00 - 11:30 Bienvenida
11:30 - 12:00 Entronización del Sr. De la Misericordia
12:00 - 12:45 Sta. Faustina, Vida y Obra
13:00 - 14:45 Comida
14:45 - 15:00 Animación
15:00 - 16:00 Coronilla Cantada y Rosario (delante del S. S.)
16:00 - 16:30 Invitación a Fe
16:30 - 17:00 Veneración de las reliquias - Animación
17:00 - 17:45 El mensaje de la devoción
18:00 - 19:00 SANTA MISA
19:00 Despedida

SÁBADO 28 DE AGOSTO

TEMA: LOS SANTOS Y LA MISERICORDIA

Hora Actividad

10:00 - 10:30 Registro
10:30 - 11:00 Animación
11:00 - 11:30 Bienvenida
11:30 - 12:30 La Sábana Santa testigo de la Resurrección y la Imagen de la Divina Misericordia
12:30 - 13:00 Veneración de las reliquias - Animación
13:00 - 14:45 Comida
14:45 - 15:00 Animación
15:00 - 16:00 Coronilla Cantada y Rosario (delante del S. S.)
16:00 - 16:45 La Madre Teresa y Santa Faustina
16:45 - 17:00 Descanso
17:00 - 17:45 Juan Pablo II y su encíclica Dives in Misericordia
18:00 - 19:00 SANTA MISA
19:00 Despedida

Historia de la semana

Los Zapatos

Existió una vez, un profesor que era muy querido por sus alumnos de la universidad, a quien la mayoría consideraba como un buen amigo.
Un día, uno de sus alumnos le invitó a salir de paseo por el campo. Mientras caminaban, vieron un par de zapatos viejos y supusieron que pertenecían a un anciano que trabajaba en el campo de al lado y que estaba por terminar sus labores diarias.

Entusiasmado, el alumno dijo a su profesor:
-Hagámosle una broma; escondamos los zapatos y ocultémonos detrás de esos arbustos para ver que cara pone cuando no los encuentre.

El sabio profesor contestó:
-Mi querido amigo, nunca tenemos que divertirnos a expensas de los pobres. Tú no tienes carencias económicas y por ello, puede darle una alegría a este hombre. Mejor coloca una moneda en cada zapato y luego nos ocultaremos para ver cómo reacciona cuando las encuentre.

El joven hizo lo que había indicado su profesor, e inmediatamente después, ambos se ocultaron entre los arbustos cercanos.
El hombre pobre, terminó sus tareas, y cruzó el terreno en busca de sus pertenencias. Se puso el abrigo y deslizó uno de sus pies, dentro del zapato, y al sentir algo adentro, se agachó para ver qué era y encontró la moneda. Invadido por la alegría y el asombro, se preguntó qué podía haber pasado, y mientras buscaba una respuesta, no dejaba de mirar la moneda, como revisándola para descubrir si era real.

Luego miró a su alrededor, pero no logró ver a nadie. Entonces guardó la moneda en su bolsillo y se puso el otro zapato; su sorpresa fue doble al encontrar la otra moneda. Sus sentimientos lo sobrecogieron; cayó de rodillas y levantó la vista al cielo pronunciando un ferviente agradecimiento en voz alta, hablando de su esposa enferma y de sus hijos que no tenían nada para cenar ese día, pero que gracias a un buen corazón, no morirían de hambre.

Al oír las palabras del hombre, el joven sintió como si le cayera un balde de agua fría, sus ojos comenzaron a llenarse de lágrimas. El profesor le miró con una profunda paz, y le dijo:
-¿no estás más satisfecho que si le hubieras hecho una broma?

El joven respondió:
-Gracias profesor, usted nuevamente me ha enseñado una lección que jamás olvidaré, y ahora comprendo porque dicen que es mejor dar que recibir.

Santo de la semana

San Alberto Hurtado Cruchaga
18 de Agosto

Este santo nació en Chile el 22 de enero de 1901, en el seno de una familia cristiana. Para 1909, Alberto ingresó al Colegio San Ignacio, en donde destacó por ser entusiasta, alegre y buen compañero. En este lugar comenzó a manifestarse su vocación, a través del deseo de imitar a Jesús en las cosas sencillas que le ocurrían cada día. Además mostró gran fortaleza y ganas de servir a Dios y de ayudar al prójimo.

Al reconocer su anhelo de ser sacerdote, consideró como un obstáculo la difícil situación económica de su madre, quien al enviudar se hizo cargo de la familia, para poder ingresar a la Compañía de Jesús. En su lucha por seguir su llamado, comenzó sus estudios en Leyes, y al querer ayudar a su familia, trabajaba por las tardes, dedicando las pocas horas que le quedaban libres para servir en la Parroquia Virgen de Andacollo.

Aún con el paso de los años, su vocación sacerdotal seguía presente. Finalmente sus rezos fueron escuchados y en 1923 pudo cumplir su sueño e ingresar al noviciado. Luego de varios años de estudios, fue ordenado sacerdote en Bélgica, en 1933 y tres años después regresó a su tierra natal.

De inmediato se puso a trabajar como profesor del Colegio San Ignacio, aquí niños y jóvenes buscaban su compañía y orientación. Debido a su inmenso carisma entre los jóvenes, fue nombrado Asesor de la Acción Católica Juvenil.
El Padre Alberto Hurtado también fundó en el año 1944 “El Hogar de Cristo”, ya que en cada persona necesitada, veía la cara de Jesús.

Apenas concluía uno de sus proyectos, en su mente surgía uno nuevo, ya fuera una nueva casa de acogida para niños, talleres de enseñanza, o la colocación de más camas para las hospederías. Dichas acciones las llevó a cabo siempre con la fuerza que le daba el deseo de servir a Cristo, dado que muchas de sus acciones no eran comprendidas ni apoyadas.

Su obra se multiplicó con su trabajo en la Ación Católica, en la Acción Sindical de Chile y en la Revista Mensaje, y junto con todo ello, prosiguió brindando Dirección Espiritual. Tenía 51 años cuando le diagnosticaron cáncer y ni con su enfermedad, dejó de trabajar y atender a los que le buscaban en el hospital.

Falleció el 18 de agosto de 1952. Su esfuerzo, su lucha, su alegría y su intenso amor por Jesús dieron frutos. El 16 de octubre de 1994, Su Santidad Juan Pablo II beatificó al Padre Hurtado y fue canonizado el 23 de octubre de 2005 por el Papa Benedicto XVI.

Noticias de nuestra Arquidiócesis

Tercera Vicaría recibe a su nuevo obispo

El pasado lunes 16 de agosto, la Parroquia de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, que se ubica en la colonia 20 de noviembre, se llevó a cabo la misa del nombramiento de Mons. Adolfo Miguel Castaño Fonseca, como nuevo Obispo Auxiliar para la III Vicaría de la Arquidiócesis de México.

Durante la celebración, el Cardenal Norberto Rivera Carrera recordó que los vicarios episcopales han sido colocados a la cabeza de cada zona pastoral debido a “la complejidad y magnitud de nuestra Arquidiócesis, así como la necesidad de responder a sus múltiples exigencias y problemas”.

Más tarde señaló que la vicaría debe tener presente “que lo más importante en la formación de agentes, en la programación, en el trabajo que se realiza, es mostrar a Cristo” para que los demás puedan encontrarse con Él. E indicó que sin esta finalidad, la buena organización no lograría tener ningún valor, ya que lo primordial es transmitir el mensaje de Jesús a cada uno de nuestros hermanos.

“Busquemos, desde Dios, reincorporar, valorar a esta III Vicaría, a sus decanatos, a sus parroquias, a la diversidad de carismas y movimientos con que el Espíritu de Dios la ha enriquecido, y hacer que por estos medios se alcance el objetivo. Que aparezca Dios como centro de la vida de esta Iglesia, de estas comunidades, que aparezca con toda claridad, la misión de evangelizar, de hacer que de aquí, de esta vicaría surjan mujeres y hombres llenos de la experiencia divina, que de verdad salgan a anunciar la buena nueva a las familias, a los jóvenes, a los alejados, a los más pobres, y transformen así, el tejido social de nuestra ciudadanía”, deseó el Arzobispo.

“Todas las acciones que va a emprender el Señor Obispo, junto con su presbiterio, junto con sus colaboradores fieles laicos, junto con sus diáconos, junto con la vida consagrada, junto con las instituciones y organismos que tiene esta vicaría, siempre se encaminen con toda claridad al encuentro con Cristo”, concluyó el Cardenal.

En un principio, la misa en la que concelebraron los obispos de nuestra arquidiócesis, fue presidida por el Sr. Cardenal y fue después de su homilía, cuando monseñor Castaño Fonseca ocupó su nuevo lugar. Al término de la celebración, los fieles reunidos, provenientes de las distintas parroquias de la vicaría encomendada a san Felipe de Jesús, brindaron un fuerte aplauso para dar la bienvenida a su nuevo obispo e igualmente para despedir y agradecer a Mons. Felipe Tejeda, por su ejemplo y servicio, pues siempre fue alguien que alentaba a amar a Dios, a Jesús Eucaristía y a nuestra Santísima Madre.



Cardenal señala que Dios es nuestra verdadera riqueza

En la misa del nombramiento de Mons. Castaño Fonseca como Obispo Auxiliar para la III Vicaría, el Cardenal Norberto Rivera destacó que los fieles solemos buscar a Dios para pedirle que haga nuestra voluntad en vez de escuchar y aceptar lo que Él tiene destinado para nosotros, “pero no es lo mismo tener a Dios en nuestros planes, que meternos nosotros en los planes de Dios. Es más difícil lo que nos enseñó Jesús: hágase Señor tu voluntad”.

Al recordar el Evangelio donde un joven se acercó a Jesús, preguntándole cómo puede vivir según la ley de Dios, el Arzobispo Primado de México añadió que el Hijo de Dios le invitó a repartir sus bienes entre los pobres, proponiéndole con ello que cambie de riqueza, pues “ahora su nuevo tesoro, si él quiere, será Dios”, y añadió que ante esa propuesta, el joven se entristeció, ya que el dinero se había convertido en lo más importante para él.

“Jesús no hizo otra cosa que evidenciar que cuando se elige a Dios como valor fundamental, todo lo demás, aunque sea valioso, se relativiza; de tal manera que puede llamarse, como decía San Pablo “basura”, con tal de ganar a Cristo. Ahí está el verdadero valor. Si no está la Trinidad como lo más importante de nuestra vida, lo demás no es nada valioso”, manifestó el Cardenal.

Durante su reflexión, el Prelado exhortó a no olvidar que “la tarea de la Iglesia es evangelizar, es decir, vivir esa experiencia de encontrarse con Jesús, a través de la propia vida, en los diversos ambientes”, ya que si esto se pierde de vista, hasta el mismo templo logra perder su valor “si no está dirigido al acercamiento con Dios”. Entonces “no pude ser valiosa la Vicaría ni las estructuras de la Arquidiócesis ni los organismos diocesanos, sino en función del valor absoluto que es Dios. Si se pierde a Dios, dejan de ser valiosas estas cosas, estas realidades”, concluyó.

lunes, 16 de agosto de 2010

Noticias Internacionales de la Iglesia Católica

Papa Benedicto XVI recuerda a Pontífice

Este miércoles 18 de agosto, durante su habitual catequesis, celebrada en el Palacio Apostólico de Castel Gandolfo, el Papa Benedicto XVI habló sobre San Pío X, a quien la Iglesia recuerda el próximo 21 de agosto. Al respecto de su vida, el Pontífice señaló que el Papa Pío X nos enseña que sólo estando verdaderamente enamorados del Señor, en una profunda unión con Él, se puede llevar a los hombres a Dios para instaurar todo en Cristo.

"El Pontificado de San Pío X ha dejado un signo indeleble en la historia de la Iglesia, caracterizado por un notable esfuerzo de reforma, sintetizada en el lema ‘Instaturare Omnia in Christo’, renovar todas las cosas en Cristo", aseguró el Sucesor de Pedro.

Durante su mensaje, el Vicario de Cristo enumeró las diferentes iniciativas del Papa elegido el 4 de agosto de 1903, como fue el reorganizar la Curia Romana, iniciar los trabajos para la redacción del Código de Derecho Canónico, y la revisión de los estudios y del método de formación de los futuros sacerdotes con la fundación de varios seminarios regionales.

"Como auténtico pastor que era había comprendido que la situación de la época, debido al fenómeno de la inmigración, hacía necesario un catecismo al que cada fiel pudiera hacer referencia independientemente del lugar y de las circunstancias de vida. Como Pontífice elaboró un texto de doctrina cristiana para la diócesis de Roma, que se difundió por toda Italia y en el mundo. Este catequismo llamado ‘de Pío X’ ha sido para muchos una guía segura en el aprendizaje de la verdad de la fe, gracias a un lenguaje sencillo, claro, y preciso, y pos su eficacia expositiva", precisó el Santo Padre.

"Él afirmaba que el verdadero espíritu cristiano tiene su primera e indiscutible fuente en la participación activa en los Sacramentos, por eso favoreció la frecuencia cotidiana a la Santa Comunión, adelantando la primera comunión de los niños a la edad de 7 años", añadió el Papa Benedicto XVI.

"Queridos hermanos y hermanas, San Pío X nos enseña a todos nosotros que en la base de nuestra acción apostólica, en los varios sectores en los que trabajamos, tiene que haber siempre una íntima unión personal con Cristo, que hay que cultivar y hacer crecer cada día: ésta es la base de toda su enseñanza y de todo su compromiso pastoral. Sólo si nos enamoramos del Señor, seremos capaces de llevar a los hombres a Dios y abrirles a su amor misericordioso y de este modo abrir al mundo a la misericordia de Dios", concluyó el Sumo Pontífice.

En su saludo en español, el Santo Padre alentó “a poner vuestros ojos en el Papa San Pío X. Acogiendo sus enseñanzas, cultivad intensamente la amistad con Cristo y sed testigos de su amor".


Arzobispado de Lima recibirá peticiones a Santa Rosa, vía Internet

Este 18 de agosto, el Arzobispado de Lima dio ha conocer el lanzamiento de un "buzón virtual" para que los devotos de Santa Rosa de Lima en todo el mundo, puedan dirigir sus peticiones a la Patrona de las Américas con motivo de su fiesta, en la dirección grupo_santarosa@hotmail.com .

El objetivo es recibir los mensajes de aquellos que no pueden llegar a orar en su santuario ubicado en Lima, donde cada año, miles de fieles, acuden a depositar sus mensajes en el denominado “pozo de los deseos”. El Arzobispado también señaló que existe una página web donde se puede consultar información de interés sobre la vida de la primera santa de América, fotografías, documentos, artículos y oraciones.

Visita: www.arzobispadodelima.org/starosa







Benedicto XVI exhorta a alimentar espíritu misionero

El Papa Benedicto XVI envió el pasado 18 de agosto, su bendición apostólica a los participantes de la próxima Jornada Nacional de la Infancia y Adolescencia Misionera (IAM), que se realizará el 22 de agosto.

Además, en un mensaje, el Santo Padre expresó su deseo de que el evento, "contribuya eficazmente a la renovación de la fe y de la vida cristiana, de manera que el celo misionero, especialmente en los jóvenes y niños, florezca en el ámbito de las diócesis y despierte en el corazón de cada miembro de las iglesias locales, el deseo de compartir la perenne misión que Cristo confió a la Iglesia de anunciar el Evangelio a todas las gentes".

Por su parte, el director nacional de las Obras Misionales Pontificias (OMP), P. Osvalde Leone, elaboró un mensaje en el que señala la necesidad del testimonio infantil y juvenil, para que contagien su ardor misionero. "La IAM es misionera saliendo al encuentro de otros niños y adolescentes para contagiarlos de ese fuego misionero que recibió como un don, no para si misma sino para los demás".

El P. Leone destacó que cuando niños y adolescentes "se comprometen, son verdaderos misioneros y animadores de la misión en su propia familia, como en el barrio, la escuela o con los amigos", y añadió que la IAM "debe motivar el compromiso de los niños y adolescentes primeramente en la comunidad local, para luego motivar a una cooperación misionera tanto espiritual y material a favor de los niños y adolescentes de otros continentes. Pero una cosa no quita la otra, sino que ambas se necesitan mutuamente para que sean verdaderos misioneros".




Mons. Munilla recuerda que fiesta de la Asunción surgió por fe popular

El Obispo de San Sebastián, Mons. Ignacio Munilla, destacó el pasado 15 de agosto, los sesenta años de la promulgación del dogma de la Asunción de María. En su homilía el Prelado afirmó que esta festividad manifiesta "implícitamente que en la muerte se produce la separación del cuerpo y del alma; y al mismo tiempo remarca que la fe en nuestra resurrección al final de los tiempos es lo más característico de la esperanza cristiana".

"Después de esta vida, estamos llamados a participar de la Vida Eterna de Dios con la totalidad de nuestro ser: cuerpo y alma. La Redención de Cristo no sólo ha traído la salvación a la dimensión espiritual del ser humano, sino también a la corporal", destacó.

Poco más tarde, Monseñor Munilla también recordó que nuestra meta es llegar en cuerpo y alma al cielo, para gozar de la presencia del Padre “como ya lo hace anticipadamente la Virgen María. He aquí también un buen antídoto contra las creencias reencarnacionistas, claramente incompatibles con la Revelación bíblica", señaló.

El Obispo de San Sebastián indicó que la fe en la Asunción de María no nació con Pío XII, sino que "se trata de una fiesta mariana que había comenzado a celebrarse en Jerusalén ya en el siglo V, con el título de la Dormición de María; y allá por el siglo VIII pasó a conocerse como la Asunción. Como en otras ocasiones, la fe popular y la celebración litúrgica habían precedido a la proclamación del dogma por parte de la Iglesia".

Para concluir su mensaje, el Obispo invitó a los fieles a crecer en la fe y a procurar comprender los distintos conceptos religiosos, como el de los dogmas, “para no caer en caricaturas ni simplismos… De lo contrario, cuando se identifica la fe religiosa con la intolerancia, fácilmente se llega a confundir la tolerancia con el relativismo".

Papa Benedicto XVI lamenta fallecimiento de mandatario

Tras el fallecimiento del ex presidente de Malta, Guido De Marco, el pasado 17 de agosto, el Papa Benedicto XVI envió al Arzobispo de aquella Diócesis, un telegrama donde animó a los católicos que se desempeñan en la vida pública de las naciones, a "testimoniar la fe en Cristo en la política" siguiendo el camino de este "fino estadista, de ejemplo para quien ostenta cargos públicos".

En el texto leído al final de los funerales, el Pontífice recordó que el ex mandatario, quien falleciera a los 79 años por problemas en el corazón, logró distinguirse por su "significativa contribución que ha dado no sólo respecto a las cuestiones internas en Malta sino también para la vida internacional, en particular en el periodo en el que ha sido presidente de la Asamblea General de la Naciones Unidas", y habiendo "testimoniado la fe en Cristo en el ejercicio de la vida política".

El mensaje concluyó señalando que el Santo Padre ha rezado para que "muchos de los que están comprometidos en papeles públicos extraigan inspiración de su ejemplo".



Papa Benedicto XVI recuerda que somos llamados a vivir con Dios en la eternidad

La mañana del domingo 15 de agosto, durante la misa celebrada por la Asunción de la Virgen María, el Papa Benedicto XVI recordó a los fieles reunidos en la iglesia parroquial de Santo Tomás de Villanueva en Castel Gandolfo, que "hoy la Iglesia celebra una de las fiestas más importantes del año litúrgico dedicadas a María Santísima: la Asunción. Al término de su vida terrena, María fue llevada con alma y cuerpo al Cielo, es decir a la gloria de la vida eterna, en la plena y perfecta comunión con Dios".

Además informó que en éste año, la Iglesia celebra 60 años de que el Papa Pío XII estableciera este dogma, el 1 de noviembre de 1950, en la constitución apostólica Munificentissimus Deus. El Sumo Pontífice añadió que con él "creemos que María, como Cristo su Hijo, ya ha vencido la muerte y triunfa en la gloria celeste en la totalidad de su ser, ‘con alma y cuerpo’".

Aludiendo a San Pablo, el Santo Padre indicó que este acontecimiento que es parte central de nuestra vida, se logra entender mediante la Resurrección de Cristo, de la cual nos hemos hecho partícipes a través del bautismo.

Durante su reflexión, el Pontífice explicó que la victoria de Jesús sobre la muerte, tiene su raíz en la fe de María, quien durante la Anunciación manifiesta su obediencia a Dios y se abandona completamente en él. También añadió que según los deseos del Hijo de Dios, nuestro destino final es "vivir a través de la fe en la comunión perfecta de amor con Él y así vivir verdaderamente para siempre".

Más tarde, el Vicario de Cristo indicó que al hablar del cielo, nos referimos al lugar que Dios nos destina más allá de la muerte, en donde nos permite estar con Él para toda la eternidad. "Es el amor de Dios el que vence la muerte y nos da la eternidad, y a este amor lo llamamos cielo: Dios es tan grande que tiene un lugar también para nosotros", precisó Benedicto XVI.

Antes de finalizar su homilía, el Sucesor de Pedro aseguró que el Cristianismo, "no anuncia sólo algún tipo de salvación del alma en un impreciso más allá, en el que todo lo que en este mundo ha sido para nosotros precioso y querido sería borrado con un golpe de esponja, sino que promete la vida eterna, ‘la vida del mundo que vendrá’". Con ello se refirió a que, al término de nuestra vida terrena, seguiremos existiendo tal cual somos, puesto que "todo el hombre, toda su vida es tomada por Dios y en Él purificada, y recibe la eternidad".

El Papa concluyó su mensaje, alentando a los fieles a trabajar por "un mundo de Dios", e igualmente nos exhortó a rezar para que Dios "nos haga comprender cuán preciosa es toda nuestra vida ante sus ojos; refuerce nuestra fe en la vida eterna; nos haga hombres de esperanza, que trabajan para construir un mundo abierto a Dios, hombres llenos de alegría, que saben vislumbrar la belleza del mundo futuro en medio de los afanes de la vida cotidiana y que en esta certeza viven".


Durante Congreso, el Cardenal Cipriani recordó a María

El pasado 15 de agosto, en la Misa de clausura del Congreso Eucarístico y Mariano celebrado en la ciudad de Piura (al norte de Perú), en presencia del Presidente y demás autoridades civiles y militares de la región, el Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, declaró que la Madre de Dios "no abandona su misión co-redentora, continúa intercediendo para nuestra salvación eterna. Ella es abogada, es mediadora, en una palabra es Madre".

Tras recordar la Asunción de la siempre virgen María y al describir el inmenso amor que Ella tiene para cada uno de nosotros, el Prelado rindió un homenaje a todas las mujeres y para ello, resaltó de manera especial, la dignidad que Dios les ha dado: "La mujer es tan necesaria en la vida de la humanidad: la mujer con su belleza, con su genio femenino, con su fortaleza, con su agudeza, es un gran don para la humanidad".

En su mensaje, el Primado del Perú manifestó que la Madre de Jesús, nos invita a la conversión y es Ella, quien puede ayudarnos a acercarnos a su hijo. E inmediatamente después solicitó a los padres de familia, llevar a cabo la tarea de educar a sus hijos.

Antes de concluir su mensaje, el Cardenal Cipriani alentó a los asistentes para hacer que en Perú se viva su "vocación de paz, de unidad, de familia", para poder superar las situaciones difíciles, recordando lo necesario que es “poner a Cristo en el centro de tu corazón, de tu familia, de tu trabajo".

El Arzobispo de Lima concluyó insistiendo que la tarea de la Iglesia tienen que cumplirla todos sus miembros: "si no profundizamos, si no le damos de este alimento a la juventud veremos que la Iglesia perderá su identidad".

Al término de la celebración, el Nuncio Apostólico en Perú impartió la bendición apostólica enviada por el Papa Benedicto XVI a todos los participantes del Congreso Eucarístico y Mariano. Después se llevó a cabo la Procesión con el Santísimo, momento en que los fieles manifestaron su amor a Jesús Sacramentado a través de cantos y oraciones.

Noticias Nacionales de la Iglesia Católica

Mons. Adolfo Castaño Fonseca al pendiente de la III Vicaría

Hace unos días, durante una entrevista, Mons. Adolfo Miguel Castaño Fonseca, quien es el ahora obispo encargado de la III Vicaría de nuestra Arquidiócesis, señaló que para iniciar su cargo, partirá de “ir conociendo la realidad de la III Vicaría”. Además compartió que no habrá de comenzar desde cero, pues “me han entregado un trabajo por escrito de lo que se viene realizando en la vicaría. Al ir conociendo la vicaría quiero simultáneamente conocer el trabajo que se está realizando allí”.

Según diera a conocer el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), “Mons. Castaño aseguró que de parte de Mons. Felipe Tejeda García, anterior vicario episcopal, recibió la documentación necesaria para conocer de primera mano los lineamientos y experiencias pastorales de la demarcación”. Al respecto de dicho compendio, Mons. Castaño declaró que éste “es un trabajo de parte del señor obispo Tejeda, de los provicarios, decanos y los responsables de las distintas pastorales, allí se resume lo que se está emprendiendo y en el que quiero insertarme”.

“Mi intención es respetar el trabajo pastoral que se tiene en esta vicaría y en la arquidiócesis. Iremos sobre la marcha analizando las situaciones, platicando con los encargados como los sacerdotes, los religiosos, las religiosas y laicos para poder ir trazando nuevos derroteros, pero finalmente mi trabajo va a ser siempre en la línea de continuidad, mi trabajo se inserta en la línea de la continuidad”, destacó el ahora encargado de la administración y gobierno de la zona pastoral de las delegaciones Venustiano Carranza, Gustavo A. Madero y norte de Iztapalapa.

Noticias de la Iglesia Católica

Cristiano debe guiarse por lógica del amor de Dios, asegura Benedicto XVI

Al mediodía del pasado 8 de agosto, al presidir el rezo del Ángelus en el Palacio Apostólico de Castel Gandolfo, el Papa Benedicto XVI manifestó que el Evangelio dominical, describe cómo Jesús señala a sus discípulos el valor de la persona humana y la inutilidad de las preocupaciones terrenas, ya que “no se trata de un elogio al desinterés sino más bien de escuchar la invitación de Jesús: ‘Tranquilizaros, pequeño rebaño, porque es decisión de vuestro Padre reinar sobre vosotros’".

Más adelante el Sumo Pontífice aseguró que el Evangelio "no es solamente una comunicación de cosas que se pueden saber, sino una comunicación que produce hechos que cambian la vida. La puerta oscura del tiempo, del futuro, ha sido abierta de par en par. Quien tiene esperanza, vive diversamente, porque se le ha dado una vida nueva".

Durante su mensaje, el Santo Padre reflexionó que "también Jesús, en el Evangelio de hoy a través de tres parábolas, ilustra cómo la espera en el cumplimiento de la ‘beata esperanza’ debe empujar aún más a una vida intensa, rica de obras buenas: ‘Vende lo que posees y dalo en limosna, haced bolsas que no envejecen, y tendrás un tesoro seguro en los cielos, donde el ladrón no llega y el gusano no consume’. Es una invitación a usar las cosas sin egoísmo, sin sed de posesión o de dominio, sino según la lógica de Dios, que es la lógica de la atención por el otro, la lógica del amor".

El Sucesor de Pedro también recordó a Santo Domingo de Guzmán (fundador de los dominicos), a Santa Clara de Asís (fundadora de las Clarisas) y a San Lorenzo (diácono mártir del siglo III), algunos santos con quienes ejemplificó la manera de vivir con esperanza y vigilancia. Además se refirió a Santa Teresa Benedicta de la Cruz, Edith Stein, y a San Maximiliano Kolbe, quienes se entregaron a Dios durante el complicado tiempo de la Segunda Guerra Mundial, "sin perder nunca de vista la esperanza, al Dios de la vida y el amor".
El Papa concluyó su mensaje, enviando un saludo en español, en donde aseguró que la "espera y vigilancia son dos características fundamentales de la vida cristiana, que está abierta a la eternidad”. “El Señor nos exhorta a estar vigilantes y en tensión anhelante y llena de amor ante su venida al fin de los tiempos. Que la participación frecuente en la Eucaristía, en la que Cristo viene cada día a nuestro encuentro, os ayude a intensificar vuestra fe, esperanza y caridad. Feliz domingo".





“Si crees en Dios, que se vea en tu vida”, declaró Cardenal Cipriani

En su homilía de la Misa del pasado domingo 8 de agosto, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, exhortó a todos los fieles que verdaderamente amen a Jesucristo, a que "si crees en Dios, que se vea en tu vida, en tu trabajo, en tu alma, en tu manera de vivir; que se vea que crees en los principios que Él te ha dado".

Poco más tarde añadió que "Dios nos ha revelado la vida eterna, nos ha revelado la Trinidad, nos ha revelado que Él es Dios y hombre verdadero, nos ha revelado que se queda con su cuerpo en el altar en la Santa Misa".

En su reflexión, el Prelado también manifestó que para responder a esta revelación, es necesario tener fe y reflejarla en las obras, como en el caso de la fidelidad matrimonial, en la honradez del trabajo, en la comprensión a las demás personas, y sobre todo, en el esfuerzo y el sacrificio por cumplir siempre nuestros deberes.

"La fe impulsa a la vida a cumplir su obligación. La fe no te dice cómo ser un ingeniero o policía, te habla de honradez, veracidad, justicia, paciencia, fortaleza; te habla de unos principios. Todos tienen que poner de su parte en lo que Dios les dio: su hogar, su familia", declaró el Arzobispo.

Ya en la parte final de su mensaje, el Cardenal Cipriani alentó a los presentes, a ver a Dios con fe y a abrir el corazón a la luz de la esperanza, ya que ambas, con ayuda de la caridad, se entrelazan en el amor a Dios y al prójimo.

"En nuestra vida es muy parecido, si no hay ese motor inicial de amor a los demás, entonces la fe no se ve desafiada para responder y la esperanza no se pone en práctica, ya que el egoísmo, la soberbia, el no mirar mucho a los demás, el no quererlos nos hace ir por el camino incorrecto", aseguró, y después de solicitar a la Virgen María que "nos enseñe a aumentar nuestra fe, nuestra esperanza, nuestra caridad y ponerlas en práctica para que la credibilidad del mensaje de Dios quede perpetuada en nosotros", prosiguió la celebración.




Obispo argentino habló del mal que provoca la avaricia

El Obispo de Posadas, Mons. Juan Rubén Martínez, explicó el pasado 8 de agosto, que la avaricia del tener y del poder es "una de las causas principales de la concentración de riquezas y poder en manos de unos pocos, y la creciente marginalidad de muchos hermanos nuestros que padecen distintos tipos de pobreza".

Al respecto del tema, citó que en la V Conferencia de Aparecida, los obispos de la región reflexionaron sobre "el flagelo de la avaricia en nuestra América Latina", pues ésta, lleva a los países de dicho continente, a "graves situaciones de inequidad social".

"En realidad todos debemos evaluarnos y realizar un examen de conciencia sobre el pecado de avaricia que nos plantea la Palabra de Dios. Tanto de la avaricia del tener, como la avaricia del poder", señaló.

El Prelado dijo luego que "este examen de conciencia debe instalarse en la dirigencia social y política, para medir cuáles son las motivaciones que están en nuestro corazón. Si realmente nos mueve el servir al bien común; si estamos dispuestos a darnos y a perder beneficios personales por este servicio. Quizá el cuestionamiento sobre las motivaciones implique evaluar si tenemos vocación de servir".

Monseñor Martínez concluyó indicando que la avaricia "lleva a que en algunos dirigentes se note que con los favores del poder tengan un excesivo enriquecimiento personal sin ninguna medida ética, perjudicando en última instancia a la gente que se transforma en víctima de tal avaricia".



Experto invita a defender la vida, más allá de lo que dicta la religión

El pasado 8 de agosto, en Buenos Aires, el experto Guillermo Cartasso, presidente de la Fundación Latina, al referirse al reciente debate suscitado por una guía técnica para la atención de los casos no punibles contemplados en el Código Penal, aseguró que defender la vida contra el aborto "no es una cuestión religiosa sino un tema fundacional de derechos humanos".

Cartasso, que hace parte de la comisión Episcopal de Seguimiento Legislativo en Argentina presidida por el Obispo Auxiliar de La Plata, Mons. Antonio Marino, señaló que “toda forma de aborto que pudiera aprobar una legislatura local es un acto inconstitucional", según lo establecido en la constitución de Argentina.

Más tarde añadió que "desde el momento de la concepción hay vida humana. En efecto, desde que el óvulo es penetrado por el espermatozoide se conforma una unidad con todos los elementos genéticos de un nuevo ser humano distinto del de la madre".

"Aunque esté recién concebido está protegido por la Constitución Nacional", aseveró el doctor, mientras insistía que en la Constitución se cita que "todos los entes que presentasen signos característicos de humanidad, sin distinción de cualidades o accidentes, son personas de existencia visible’. Por lo expuesto los seres humanos recién concebidos sin distinción de cualidades o accidentes son reconocidos como personas de existencia visible".

El experto declaró también, que "el derecho a la vida, que incluye el derecho a nacer, es el primer derecho humano, el derecho humano fundante de todos los demás derechos. La palabra ‘aborto’ está tan desgastada que oculta la realidad de lo que ocurre: el homicidio de un niño antes de nacer, indefenso, inocente y sin voz". Junto con ello, explicó que toda concepción de Derechos Humanos se destruye si se autoriza el aborto.

Cartasso insistió que "para el caso que se trate de un embarazo ‘no deseado’ se está ante el conflicto entre dos bienes jurídicos tutelados: por un lado la vida del ser humano concebido; por otro la libertad de la mujer de continuar con su embarazo", pero reiteró que "el valor de la vida humana es superior al valor de la libertad ya que sin vida no hay libertad ni ningún otro derecho".

Para concluir, el presidente de la Fundación Latina, recordó que el homicidio prenatal no es el único problema del aborto, porque a ello hay que sumarle el trauma que sufre la mujer que lo practica. “Trauma y muerte son realidades trágicas que conlleva el aborto. Por ello hay que cuidar la salud de la madre y la vida del niño concebido".



Joven despierta después de 15 meses en coma

El pasado 4 de agosto, se dio a conocer una historia a la que podríamos definir, como “un milagro”, pues Sara Yelting, una joven de 23 años, quien durante 15 meses permaneció en coma, despertó por fin.

Guillermo Yelting, el padre de la joven, narró que cuando su hija abrió los ojos, pudo reconocer a sus seres queridos. Con ello, el señor Yelting nos invita a recordar que mientras haya vida, podemos tener esperanza.

Cuando se le preguntó si alguna vez consideró el dejar morir a su hija, después de que ésta cayera en coma tras sufrir distintos problemas neuronales que la llevaron a ese estado, el orgulloso padre manifestó que mientras su hija luchaba, él no tenía ningún derecho a bajar los brazos.

Durante su relato, Guillermo Yelting explicó que su hija había llegado muy grave al hospital, sin embargo, cuando se creyó que ya no había nada más que hacer, la joven Sara despertó del coma y comenzó a mover los ojos y las manos, e intentó escribir, hasta que logró comunicarse.

El día en que esto sucedió, toda la familia de Sara se llenó de alegría, al igual que su novio, con quien cumplió un año de relación, el pasado 13 de abril.
"La sorpresa fue para todos, allí estaban Martín su novio y su mamá, su cuerpo estaba muy deteriorado por los efectos de las enfermedades que sufrió durante todo ese tiempo", explicó el padre.

"Tenía contacto visual, empezó a abrazar, a besar, a escribir, a leer. Su cuerpo está deteriorado porque estuvo un año y medio en cama y a raíz del paro respiratorio tuvo problemas cerebrales que estamos tratando de revertir", indicó el señor Yelting, y después, dirigiéndose a los padres o familiares de personas en estado de coma o situaciones similares, insistió que es importante hablarles de cosas positivas y no bajar la guardia ante el sufrimiento, "siempre tengan una palabra de dulzura porque ellos en el inconsciente escuchan".

Guillermo Yelting compartió que él constantemente le decía a su hija Sara: "Vos sos mi preferida, mi campeona, vos de esta vas a salir", pese a que "la ciencia te bombardea y te dice que no hay nada que hacer".



viernes, 13 de agosto de 2010

Santo de la semana

San Lorenzo, diácono y mártir

(Patrono de los diáconos y los bibliotecarios)
10 de agosto

San Lorenzo, diácono de la iglesia romana, fue una de las víctimas de la persecución que a principios de agosto del año 258, el emperador Valeriano ordenó contra todos los obispos, sacerdotes y diáconos.

Dicha sentencia fue ejecutada de inmediato en Roma, y así, el 6 de agosto, el Papa Sixto II y los diáconos Felicísimo y Agapito, fueron capturados y ejecutados, al igual que otros tantos clérigos.

Se cuenta que el día de la decapitación del Papa Sixto II, san Lorenzo iba llorando junto a él, exclamando: "¿A dónde vas sin tu diácono, padre mío?”, a lo que el Pontífice respondió: "No pienses que te abandono, hijo mío, pues dentro de tres días me seguirás".

Para el 10 de agosto, Lorenzo, el último de los siete diáconos, sufrió también la muerte de un mártir. Durante su vida, éste diácono tuvo una enorme responsabilidad, ya que el cuidado de los bienes de la Iglesia y la distribución de limosnas a los pobres, era parte de sus labores.

San León Magno, relató que Lorenzo recibió del tirano Valeriano, la orden de entregar los tesoros de la Iglesia, y él en cambio, le presentó a los pobres en cuyo sustento y abrigo había gastado abundantes riquezas.

San Agustín indicó que el gran deseo que el santo tenía, de unirse a Cristo, le hizo olvidar las exigencias de su martirio, ya que fue atormentado con fuego, sin embargo, éste se convirtió en distintivo de su triunfo. San Agustín también afirmó que Dios obró muchos milagros en Roma por intercesión de Lorenzo.

Desde el siglo IV, este santo y mártir ha sido uno de los más venerados, e incluso, su nombre aparece en el canon de la misa. Fue sepultado en el cementerio de Ciriaca, en Agro Verano, lugar que desde entonces lleva su nombre. Constantino “el grande”, fue quien erigió la primera capilla, en el sitio que ocupa actualmente la iglesia de San Lorenzo, que es la quinta basílica patriarcal de Roma. El Papa San Dámaso escribió un panegírico en verso, el cual se grabó en mármol y se colocó sobre la tumba de san Lorenzo.


Oración a San Lorenzo:

Señor Dios: Tú le concediste a este mártir un valor impresionante para soportar sufrimientos por tu amor, y una generosidad total en favor de los necesitados. Haz que esas dos cualidades las sigamos teniendo todos en tu Santa Iglesia: generosidad inmensa para repartir nuestros bienes entre los pobres, y constancia heroica para soportar los males y dolores que tú permites que nos lleguen.

lunes, 9 de agosto de 2010

La Asunción de María

La fiesta de la Asunción de la Santísima Virgen María a los cielos, se celebra el 15 de agosto, día en que recordamos que la Madre de Dios fue llevada en cuerpo y alma, al reino del cielo, desde donde brinda a los hombres, su maternal protección.

Este acontecimiento implica un dogma de fe, ya que algunas personas considerarán imposible el hecho de que alguien sea llevado no sólo de alma, sino también de cuerpo, a morar junto a la Santísima Trinidad. En el intento de dar una explicación, podríamos señalar que este ser llevada al cielo por los mismos ángeles del Señor, es el regalo que el Padre hace a María, por haberse conservado limpia de pecado, a Ella que encarnó al Hijo de Dios, a Ella la Siempre Virgen, a Ella que fue la primera en seguir a Jesús.

Desde el siglo V, los cristianos celebraban la fiesta de la "dormición" de María, dado que el pueblo cristiano de la época, no podía admitir que el cuerpo de la Virgen, se corrompiera en el sepulcro, como le pasa a cualquiera de nosotros, que hemos sido pecadores; y que además de ello, también tuviera que esperar el final de los tiempos, para ser glorificada, para estar en cuerpo y alma en el cielo, en compañía de su Divino Hijo.

También consideraron que Jesucristo, vencedor del pecado y de la muerte, no se hubiera comportado como buen hijo, si hubiera permitido que su madre se corrompiera en el sepulcro, si la hubiera hecho esperar para hacerla plenamente feliz. Así, para el pueblo cristiano, la muerte de María había sido como una «dormición», y que durante su sueño, Dios se la había llevado al Cielo, pues Ella había sido siempre, total y radicalmente de Dios: desde su Inmaculada Concepción hasta su Asunción a los Cielos.

Como parte de la tradición mexicana, se colocan manzanas alrededor de la imagen de la Virgen de la Dormición, para que la persona que la tome, recuerde que María está libre del pecado original. Todos los hombres nacemos con éste pecado, el cual proviene del momento en que Adán y Eva comieron del fruto prohibido. Con ese acto a la humanidad se le cerró toda puerta que permita entrar al paraíso, pero con Cristo, el nuevo Adán, y con María, la nueva Eva, han sido abiertas de nuevo, las puertas del paraíso, y se revela el misterio de la Iglesia, como primicia de la humanidad redimida por medio de su pasión y resurrección.

La palabra Asunción proviene del latín, y significa “elevación de la Virgen desde la tierra al cielo”. La elevación de María al cielo, la hace partícipe de la Resurrección de Cristo, a la vez que anticipa la resurrección de los muertos al final de los tiempos.

El pontífice Pío XII (1939-1958) proclamó el dogma (verdad que debemos creer a la luz de la fe) el 1 de noviembre de 1950 en la constitución Munificentissimos Deus. El inicio de esta celebración tiene su origen en el Oriente (siglo VI), donde se fija en esta fecha; después pasa a Occidente, en el siglo VII. La Asunción de María, fue proclamada como patrona de la Arquidiócesis Primada de México.

HACER PRESENTE EN LA TIERRA A DIOS PADRE EN EL AMOR

MONS. PEDRO AGUSTÍN RIVERA DÍAZ
AMAR COMO CRISTO

Domingo XVIII. Ciclo C. Eclesiastés (Cohélet) 1, 2; 2, 21-23. Salmo 89. Col 3, 1-5. 9-11. Lc 12, 13-21.

La enseñanza que podemos obtener de la Palabra de Dios del Domingo XVIII, del ciclo C, no sólo se refiere a la riqueza material, sino a todo aquello que se traduce en hedonismos, consumismo y estilos de vida que nos alejan del plan amoroso de Dios.


Para que seamos conscientes de esa realidad nos recuerda el Cohélet, que “todo es vana ilusión” y el salmo 89, señala que nuestra vida es breve y todos los humanos, al morir, nos haremos polvo. Estas palabras, aisladas de su conjunto, podrían darnos una idea pesimista de la vida y de la fe, sin embargo están dichas de tal manera que nos invitan a reflexionar sobre el sentido más profundo de nuestra vida y son una invitación para que poniendo nuestra mirada en Dios sepamos disfrutar de esta vida y ella misma sea un medio eficaz de llegar al Cielo.

En el fragmento del Evangelio señalado, leemos cómo el Señor Jesús, nos invita a que más allá de nuestras discusiones sobre herencias u otros temas, que siempre serán pasajeros, sepamos poner la “mirada en lo que vale a los ojos de Dios”. Así mismo, san Pablo al dirigirse a los colosenses, les exhorta a buscar “los bienes de arriba” y a “poner todo el corazón en los bienes del Cielo”. Esta visión y esos consejos no son idealistas ni hacen de los cristianos, personas desfasadas de la realidad, sino al contrario, al invitarnos a ponernos por encima de los problemas y de las limitaciones de la vida diaria, nos dan un parámetro para reflexionar y tomar decisiones por encima de las “urgencias del consumismo y del placer”, de las “precipitaciones generadas por el miedo” y del “egoísmo que busca el poder y el aprovecharse de los demás” en lugar de buscar el “bien común”.

San Pablo, también señala que este buscar “las cosas del Cielo”, nos alejan “de la fornicación, la impureza, las pasiones desordenadas, los malos deseos y la avaricia”. Haciendo referencia a otros pasajes de la Sagrada Escritura y en la misma historia de la Iglesia, sabemos que el “buscar las cosas de Dios” propicia el que hombres y mujeres desarrollen sus capacidades al máximo y poniéndolas al servicio de los demás, alcancen las mayores alturas del desarrollo personal y comunitario. Para ejemplificar esto, basta conocer más la vida de los santos para imitarlos.

Efectivamente, ellos, poniendo su “mirada en las cosas del Cielo”, se despojaron “del modo de actuar del viejo yo y se revistieron del nuevo yo” de tal manera que conforme “fueron adquiriendo el conocimiento de Dios, que los creó a su propia imagen”, se renovaron y fueron transformando su vida, la de las personas que les rodeaban e incluso de la humanidad. Allí tenemos el ejemplo de san Francisco, santa Clara, santa Teresa de Jesús, el santo Cura de Ars, san Juan Bosco, la beata Me. Teresa de Calcuta, Juan Pablo II y muchos, muchos más.
¿Qué es lo que cambió y transformó su vida?, que buscaron las cosas del Cielo, antes que su propio provecho, y en ellos se cumplió lo que el mismo Señor Jesús enseñó: “busquen primero el Reino de Dios y todo lo demás se les dará por añadidura”. El problema para muchos de nosotros es que más que buscar las cosas de Dios, buscamos las añadiduras y en ellas nos quedamos y no llegamos a Dios, porque hacemos de ellas verdaderos ídolos.

¿Al buscar las cosas del Cielo a Quién o Qué vamos a encontrar? Encontrar ese tesoro en el Cielo, ¿de qué manera afecta mi vida? ¿Lo que encontremos en el Cielo, también lo podremos encontrar en la tierra? ¿Cómo hacer presente el Cielo en la tierra?
En primer lugar tenemos que reconocer que a Quien encontraremos será a la Santísima Trinidad, es decir al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, junto con la Virgen María y los santos. En el Cielo encontramos la plenitud del amor de Dios. Dado que en el Cielo se hace plenamente la voluntad del Padre, en él encontramos el Sumo Bien, la Suma Verdad, la Suma Belleza, la Suma Justicia, la Suma Felicidad.

Saber que esto es lo que encontraremos en el Cielo, nos debe llevar a comprometernos a hacer presente en la tierra a Dios Padre en el amor, en la bondad, en la verdad, en la belleza, en la justicia y en la felicidad, cualidades que el Padre ha sembrado en nuestros corazones, por lo que acrecentándolas en nuestras vidas, debemos hacerlas fructificar en los demás con nuestras palabras y buenas obras; de tal manera que nuestro corazón sea un anticipo del Cielo y nosotros, con nuestro testimonio, seamos presencia del amor del Padre en medio de la humanidad. En nuestros oídos han de resonar constantemente como un reto aquello que san Pablo dice a los Romanos (Rm 8,19) “la creación espera vivamente la revelación de los hijos de Dios”, porque ciertamente el Reino de Dios, como anticipo del Cielo está presente en el corazón de los santos y ellos son los que de una manera particular, con su vida, permiten a la humanidad contemplar el Cielo, aquí en la tierra.

Seguramente, para cada uno de nosotros, que nos reunimos para meditar la Palabra del Señor y alimentarnos del Cuerpo y Sangre de Jesús, entendemos que el aspirar a las cosas de Dios y contemplarlas, nos compromete a ser santos.
Pero ¿quién es un santo?, en opinión de san Pablo: es el que imita a Cristo, según santo Tomás de Aquino es el que ama perfectamente a Dios, para san Juan de la Cruz es el que se vacía de sí mismo para dejarse llenar de la presencia trinitaria, y para santa Teresa es el que se adhiere totalmente a la voluntad de Dios. En un intento de conjuntar lo anterior permítanme decirles que un santo es el que ama como Cristo y por lo mismo se experimenta amado por su Padre Dios y ama al Padre y a sus hermanos.

¿Cómo amó Cristo? En primer lugar viviendo totalmente a la voluntad amorosa del Padre, por eso Él es quien nos revela el amor misericordioso del Padre, que se derrama sobre la creación entera y de manera particular en el ser humano. La Buena Noticia que Jesús trae a la humanidad y a tu corazón es que el amor personal del Padre se dirige a la humanidad entera, sí, pero también sobre ti, sobre mí, de tal manera que tú y yo, en Jesús somos Hijos del Padre, por lo que en la medida que amemos al Padre como Jesús lo amó, nos iremos cristificando y al igual que nuestro Hermano Mayor y Salvador, cumpliremos la tarea de ser misioneros del Padre.

La otra característica de amar como Cristo, es que su amor llega a toda la humanidad, por lo que nuestra tarea es amar al hombre y procurar que el Reino de los Cielos llegue al corazón de cada persona, de ahí que este amar al Padre y amar como Jesucristo, con la gracia del Espíritu Santo, al tiempo que transforma nuestra vida, nos lleva a transformar al mundo, por lo que nada de lo que le ocurra al hermano nos es ajeno y por lo mismo más que apreciar los bienes materiales para nuestro provecho, entendemos que con ellos tenemos que hacer el mayor bien posible, trabajando para que: la bondad se manifieste en la solidaridad para con todos, la verdad haga libres a toda persona, la belleza dignifique a todos ser humano, la justicia impere en las relaciones interpersonales, la felicidad en la tierra sea un anticipo de la felicidad de la vida eterna y el amor del Padre esté en todos los corazones, de tal manera que el Reino de Dios se manifieste en nuestros tiempos como cultura de la vida y civilización del amor.
Esa es nuestra tarea y la podremos realizar si hacemos presente en el mundo el amor de Dios Padre. Que santa María de Guadalupe nos acompañe y sostenga en esta acción.