martes, 31 de enero de 2012

Sitio de Jericó


Les compartimos el video que grabamos en la inauguración del Sitio de Jericó el pasado domingo 29 de enero en el Templo Expiatorio a Cristo Rey, Antigua Basílica de Guadalupe.
Forma parte del Sitio de Jérico y únete en oración para pedir por la visita del Papa Benedicto XVI a México y la beatificación de la religiosa mexicana, fundadora de Familia Inesiana, Madre María Inés Teresa del Santísimo Sacramento.

Participa viniendo a este templo, desde tu parroquia o tu casa, sólo debes informarlo al 5577-0450.
Te esperamos.

jueves, 26 de enero de 2012

Orarán durante una semana, por la visita del Papa a México

Del 29 de enero al 5 de febrero, se realizará la jornada de oración “Sitio de Jericó”, que llevará como intenciones especiales, pedir por la próxima venida del Papa Benedicto XVI a México en el mes de marzo, y por la Beatificación de Madre María Inés Teresa del Santísimo Sacramento, el 21 de abril en la Basílica de Guadalupe.

En la Capilla del Sagrario del Templo Expiatorio a Cristo Rey, Antigua Basílica de Guadalupe, durante siete días de manera ininterrumpida estará expuesto el Santísimo Sacramento para que todo el que desee, acuda a participar de la adoración Eucarística, poniendo sus intenciones personales ante Jesús Eucaristía.

El origen del Sitio de Jericó, se remonta a diciembre de 1978, cuando en Polonia, la Virgen de la Inmaculada Concepción, por boca de una mística polca, pidió que se rezaran 7 días y siete noches de rosarios continuos, en la Abadía de Chestokoba, donde se tuvo como intención principal, orar para que, el Papa Juan Pablo II, pudiera tener un feliz viaje a su tierra natal, el cual se había visto obstaculizado por varios motivos. Entonces el Vicario General de Varsovia, aprobó esta forma de oración y el Papa logró visitar Polonia.

Estas oraciones, principalmente el rezo del Rosario, que se dieron durante 7 días y siete noches, se les llamó “Sitio de Jericó”, en recuerdo a la narración Bíblica (Josué 6, 11-27), donde se explica que Jericó estaba fuertemente custodiada contra los hijos de Israel. Entonces Yahvé le dijo a Josué que iba a poner la ciudad en sus manos, pero que debía rodearla durante 7 días con sus noches.

 Desde el año 2007 comenzó a llevarse a cabo en el Templo Expiatorio a Cristo Rey, esta iniciativa, con el fin de que a través de la oración se puedan derribar las murallas del pecado que existen en nuestra ciudad y en el mundo entero.

Durante el 2007 y el 2008, el Sitio de Jericó se realizaba solamente una vez al año, pero fue a partir del 2009, a solicitud de los fieles que han participado y compartido su maravillosa experiencia con Jesús Eucaristía, se lleva a cabo dos veces al año, una en enero y otra en junio. En esos días, diferentes grupos,  de manera continua rezan teniendo varias intenciones, como la paz del mundo, la familia, los enfermos, las vocaciones, etc.
 Se puede participar de dos formas en el Sitio de Jericó: Acudiendo al Templo Expiatorio a Cristo Rey a hacer oración, o desde su casa o parroquia, sólo se pide notificarlo vía telefónica para saber cuántas personas están unidas en oración.
Teléfono 55 77 04 50



Benedicto XVI propone a comunicadores retomar el silencio y la palabra como camino de evangelización


En su mensaje para la 46º Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, el Papa Benedicto XVI reflexionó sobre el papel de los ambientes virtuales. El texto dirigido a los comunicadores fue publicado el pasado 24 de enero, bajo el título "Silencio y palabra: Camino de Evangelización".

En alusión a redes sociales como Facebook y Twitter, donde los usuarios comparten breves mensajes, el Pontífice explicó que "en la esencialidad de breves mensajes, a menudo no más extensos que un versículo bíblico, se pueden formular pensamientos profundos, si cada uno no descuida el cultivo de su propia interioridad".

En el mensaje, el Santo Padre destacó la importancia del silencio y la palabra, un aspecto que "a veces se olvida y hoy es particularmente necesario recordar", además señaló que ambos momentos "deben equilibrarse, alternarse e integrarse para obtener un auténtico diálogo y una profunda cercanía entre las personas".

"Cuando palabra y silencio se excluyen mutuamente, la comunicación se deteriora, ya sea porque provoca un cierto aturdimiento o porque, por el contrario, crea un clima de frialdad; sin embargo, cuando se integran recíprocamente, la comunicación adquiere valor y significado", añadió.

Más adelante explicó que "el silencio es parte integrante de la comunicación y sin él no existen palabras con densidad de contenido. En el silencio escuchamos y nos conocemos mejor a nosotros mismos; nace y se profundiza el pensamiento, comprendemos con mayor claridad lo que queremos decir o lo que esperamos del otro; elegimos cómo expresarnos"; por tanto, del él "brota una comunicación más exigente todavía, que evoca la sensibilidad y la capacidad de escucha que a menudo desvela la medida y la naturaleza de las relaciones".

El silencio también ayuda a “que se puedan compartir opiniones sopesadas y pertinentes, originando un auténtico conocimiento compartido. Por esto, es necesario crear un ambiente propicio, casi una especie de ‘ecosistema’ que sepa equilibrar silencio, palabra, imágenes y sonidos".

El silencio, prosigue el Papa, es el lugar en donde habla Dios al hombre: "si Dios habla al hombre también en el silencio, el hombre igualmente descubre en el silencio la posibilidad de hablar con Dios y de Dios", puesto que, "La contemplación silenciosa nos sumerge en la fuente del Amor, que nos conduce hacia nuestro prójimo, para sentir su dolor y ofrecer la luz de Cristo, su Mensaje de vida, su don de amor total que salva".

Tras recordar que a la pregunta sobre el sentido del hombre se encuentra respuesta en el misterio de Cristo, del que nace la misión de la Iglesia de evangelizar, el Papa reitera que la palabra y el silencio son la base para la evangelización.

"Aprender a comunicar quiere decir aprender a escuchar, a contemplar, además de hablar, y esto es especialmente importante para los agentes de la evangelización: silencio y palabra son elementos esenciales e integrantes de la acción comunicativa de la Iglesia, para un renovado anuncio de Cristo en el mundo contemporáneo", concluyó el Sucesor de Pedro.

Para leer el mensaje completo, ingrese a: http://www.aciprensa.com/Docum/documento.php?id=434  

Papa Benedicto XVI: “cooperación misionera debe alcanzar hoy día nuevas formas”


La Santa Sede dio a conocer este 25 de enero, el mensaje del Papa Benedicto XVI para la próxima Jornada Misionera Mundial, que este año coincide con el 50 aniversario del Decreto conciliar "Ad gentes" sobre la actividad misionera de la Iglesia; que se celebrará el 21 de octubre bajo el tema "Llamados a hacer resplandecer la Palabra de la verdad".

El Santo Padre resaltó que hay que dar prioridad a la evangelización y subrayó que todos los miembros de la Iglesia "deben sentirse fuertemente llamados al mandato del Señor de predicar el Evangelio, para que Cristo sea anunciado en todas partes". Luego agregó que "debemos ponernos tras las huellas del Apóstol Pablo, el cual ‘prisionero de Cristo para los paganos’, trabajó, sufrió y luchó para llevar el evangelio entre los paganos, sin ahorrar energías, tiempo y medios en hacer conocer el Mensaje de Cristo".

"Como San Pablo, debemos ocuparnos de los alejados, aquellos que no conocen todavía a Cristo y no han experimentado la paternidad de Dios, en el conocimiento de que la ‘cooperación misionera debe alcanzar hoy día nuevas formas, incluyendo no solo la ayuda económica, sino también la participación directa de la evangelización", insistió el Vicario de Cristo.

El anuncio de la fe es otro tema central en el trabajo de la misión, "es necesario renovar el entusiasmo de comunicar la fe para promover una nueva evangelización de la comunidad y de los pueblos de antigua tradición cristiana, los cuales están perdiendo la referencia de Dios, en el campo de descubrir la alegría del creer", solicitó el Papa, para luego explicar que "La fe es un don que se nos ha dado para que sea compartido, es un talento recibido para que traiga un fruto, es una luz que no debe permanecer escondida, sino que debe iluminar toda la casa".

Por último, el Pontífice exhortó a hacer resonar con fuerza el Evangelio por todos los continentes, además comunicó la necesidad urgente de nuevos misioneros en el seno de la Iglesia, y recordó que ser misionero "es una expresión de profunda comunión, de compartir y de caridad entre las Iglesias, para que cada hombre pueda escuchar el anuncio que sana y acercarse a los sacramentos, fuente de la verdadera vida".

Para concluir, dio las gracias a todos los misioneros, porque ellos son quienes llevan la justicia a los más pobres, asistencia médica a los abandonados, rehabilitación a los marginados, apoyo y desarrollo a los pueblos necesitados.

viernes, 20 de enero de 2012

Papa Benedicto XVI: "la vida sacerdotal requiere un anhelo creciente de santidad”


La mañana de este 20 de enero, al recibir a un grupo de seminaristas del Almo Collegio Capranica de Roma, el Papa Benedicto XVI resaltó que los sacerdotes deben tener un profundo anhelo de santidad y que además de la ascesis, deben vivir la fidelidad de manera heroica.

En su reflexión, el Santo Padre recordó el martirio de Santa Inés, el cual “significó la generosa y libre aceptación de donar su joven vida, en su totalidad y sin reservas, para que el Evangelio fuese anunciado como verdad y belleza que iluminan la existencia" por que en él, la santa “sella también otro elemento decisivo de su vida, la virginidad por Cristo y por su Iglesia. La entrega total en el martirio fue precedida por la elección consciente, libre y madura, de la virginidad, como testimonio de la voluntad de ser totalmente de Cristo (…). Inés, todavía joven, había aprendido que ser discípulos del Señor quiere decir amarlo poniendo en juego toda la existencia".

Luego, el Vicario de Cristo indicó que al igual que Santa Inés, "la formación del presbítero debe ser integral, completa; exige ejercicio ascético, constancia y fidelidad heroica, en todos los aspectos que la constituyen. En la base debe haber una sólida vida espiritual, animada por una relación intensa con Dios a nivel personal y comunitario, con especial cuidado en las celebraciones litúrgicas y en la frecuencia de los sacramentos".

A su vez, el Pontífice destacó que "la vida sacerdotal requiere un anhelo creciente de santidad, un claro ‘sensus Ecclesiae’ y una apertura a la fraternidad sin exclusiones ni parcialidades", porque "Del camino de santidad del presbítero también forma parte su decisión de labrarse, con la ayuda de Dios, con su propia inteligencia y esfuerzo, una verdadera y sólida cultura personal, fruto de un estudio apasionado y constante. La fe tiene una dimensión racional e intelectual que le es esencial".
 
"Quien alcanza la madurez en esta formación cultural global puede ser más eficazmente educador y animador de esa adoración ‘en Espíritu y verdad’ de la que Jesús habla a la samaritana. Tal adoración está llamada a ser un culto en el que el hombre mismo, en su totalidad de ser dotado de razón, se hace adoración, glorificación del Dios viviente", agregó.

Más adelante el Papa exhortó: "Aprended a conocer las diversas situaciones de las naciones y de las Iglesias en el mundo, y a formaros en una dimensión católica. Preparaos a estar cerca de todas las personas que encontréis, sin permitir que ninguna cultura pueda constituir una barrera a la Palabra de vida de la que sois anunciadores, también con vuestra vida".

Finalmente el Papa señaló que "la Iglesia espera mucho de los jóvenes sacerdotes en la obra de evangelización y de nueva evangelización. Os animo para que con el esfuerzo cotidiano, enraizados en la belleza de la tradición auténtica, unidos profundamente a Cristo, seáis capaces de llevarlo a vuestras comunidades con verdad y alegría".

Mujer descubre llamado a la vida religiosa a través de Youtube


El viernes 20 de enero ACI Prensa anunció que “Una ingeniera agrónoma de origen ecuatoriano ingresó al monasterio del Santo Sepulcro de las Agustinas Descalzas de Alcoi, en Alicante (España), tras conocer a la orden a la que ahora pertenece, por su canal de Youtube”.

Esta mujer de 37 años, cuyo nombre es Mónica Pesantes, ahora es postulante de las Agustinas. Su vocación surgió tras ver en Youtube algunos videos de las religiosas de vida contemplativa, en los que compartían sus testimonios o relataban la historia del monasterio y de su orden religiosa.

Mónica Pesantes es originaria de Guayaquil; en el año 2000 llegó a la ciudad de Tui, en la provincia de Pontevedra (España), donde colaboró con la congregación de las Franciscanas Hospitalarias del Niño Jesús, "ayudando en la atención de ancianos y como catequista de niños y jóvenes".

Luego acudió a la comunidad de religiosas de Alcoi tras conocerla por Internet y transcurrido un mes, en el que convivió con la comunidad de Agustinas Descalzas de Alcoi, el pasado 8 de diciembre inició su etapa de postulantado.

Las religiosas producen sus propios videos: graban las imágenes, las editan y realizan el montaje audiovisual para subirlo a su canal de Youtube en el que ya tienen unos 10 videos, los cuales suman alrededor de 9 mil vistas.

La orden de las Agustinas Descalzas, fundada por San Juan de Ribera en el siglo XVI y cuyo carisma es la oración, contemplación y reparación, cuenta en la diócesis, además del monasterio del Santo Sepulcro en Alcoi, con el de la Purísima Concepción en la localidad valenciana de Benigànim.

Consulta su canal de Youtube en: www.youtube.com/agustinasdescalzas

miércoles, 18 de enero de 2012

Te invitamos al aniversario de nuestros programas de radio


 A todos nuestros queridos amigos:

Comunicación con Criterio A. C., les invita a celebrar juntos el aniversario de sus programas de radio: 


“Fe y Mundo”, Jueves, 18:00 hrs. Radio 620

 “Ver con tus Ojos”, Sábados 8:00 hrs. La poderosa del Oriente 540 AM

“Nací Mujer”, Sábados, 17:30 hrs. Romántica 1380 AM


La cita es el sábado 11 de febrero, de las 11:00 a las 14:00 hrs. en la Antigua Basílica de Guadalupe. Tendremos las charlas:

 “Valores en la familia”
Ponente: Lic. Miguel Bustos Shulemburg

“El católico y la evangelización desde los medios de comunicación”.
Ponente: Lic. Conchita Jiménez

Momento Evangelizador Musical
Maurilio Suárez y Gerardo Villegas

Misa de Acción de Gracias
Preside: Mons. Pedro Agustín Rivera Díaz.


Informes:      comunicacionconcriterio@gmail.com
Facebook/Comunicación con criterio


Semana de oración por la unidad de los cristianos


Bajo el lema “Todos seremos transformados por la victoria de nuestro Señor Jesucristo” (Cf. 1 Co 15,51-58), los fieles estamos llamados a celebrar una semana de oración, ya que del 18 al 25 de enero de este año, pediremos por la unidad de los cristianos.

La Semana de oración reúne a innumerables congregaciones, parroquias y cristianos de diferentes familias confesionales de todo el mundo para orar juntos en celebraciones ecuménicas especiales. Cada año un grupo de asociados de una región prepara un texto sobre un tema bíblico. Luego un grupo internacional de participantes protestantes, ortodoxos y católicos, asistidos por el Consejo Mundial de Iglesias, edita el texto, que es publicado por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos en el Vaticano y el Consejo Mundial de Iglesias.

La edición final es enviada a las iglesias miembros y las diócesis católicas romanas, a quienes se invita a traducir el texto y contextualizarlo para su propio uso.

El tema de este año, "Todos seremos transformados por la victoria de nuestro Señor Jesucristo", se basa en la primera epístola del apóstol Pablo a los corintios, en que se promete la transformación de la vida humana, con toda su dimensión aparente de "triunfo" y "derrota", a través de la victoria de la resurrección de Cristo.

Cuando los discípulos de Jesús discutían sobre "quién era el más importante" (Mc9,34), se mostraba claramente que este impulso era fuerte. Pero la reacción de Jesús era muy sencilla: "si alguno quiere ser el primero, colóquese en último lugar y hágase servidor de todos" (Mc9,35). Estas palabras hablan de victoria a través del servicio mutuo, ayudando, incrementando la autoestima de los "últimos", los olvidados, los excluidos. Para todos los cristianos la mejor expresión de este servicio humilde es Jesucristo, su victoria sobre la muerte y su resurrección.

Es en su vida, sus actos, su enseñanza, su sufrimiento, su muerte y su resurrección donde queremos buscar inspiración para una vida moderna victoriosa de fe que se expresa a través del compromiso social en un espíritu de humildad, servicio y fidelidad al Evangelio. Y mientras aguardaba el sufrimiento y la muerte que se avecinaba, oró por sus discípulos, para que sean uno y el mundo crea. Esta "victoria" es posible sólo a través de la transformación espiritual y la conversión. Por esta razón consideramos que el tema de nuestras meditaciones deben ser esas palabras del Apóstol de las Naciones. Se trata de lograr una victoria que integre a todos los cristianos en el servicio de Dios y del prójimo.

Mientras oramos y nos esforzamos por la plena unidad visible de la Iglesia, nosotros mismos -y las tradiciones a las que pertenecemos -seremos transformados y configurados a Cristo. La unidad por la que oramos podrá exigir la renovación de algunas formas de vida eclesial que nos son familiares. Se trata de una perspectiva fascinante pero que nos puede dar cierto temor. La unidad por la que oramos no es una noción "cómoda" de amistad y cooperación. Requiere una voluntad de dejar de competir entre nosotros. Tenemos que abrirnos unos a otros, dar dones a los demás y recibir los dones que nos dan los otros, con el fin de poder verdaderamente entrar en la nueva vida en Cristo, que es la única verdadera victoria.

Hay sitio para todos en el plan de salvación de Dios. A través de su muerte y resurrección Cristo abarca a todos, independientemente de ganar o perder, "para que todo el que cree en él tenga la vida eterna" (Jn3,15). ¡Nosotros también podemos participar en su victoria! Basta con creer en Él y nos será más fácil vencer el mal con el bien.

A lo largo de estos ocho días, se nos invita a reflexionar sobre un aspecto distinto, de tal manera que el día primero se meditará sobre ser “Transformados por Cristo Servidor. El hijo del hombre ha venido para servir” (cf. Mc10,45); el segundo día: “Transformados por la espera paciente del Señor. Es menester que cumplamos lo que Dios ha dispuesto”(Mt3,15); el tercer día: “Transformados por el Siervo doliente. Cristo padeció por nosotros” (cf. 1Pe 2,21); el cuarto día: “Transformados por la victoria del Señor sobre el mal. Vence al mal a fuerza de bien” (Rm 12,21); el quinto día: “Transformados por la paz de Cristo resucitado. Se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: la paz esté con vosotros” (Jn 20,19); el sexto día: “Transformados por el amor inconmovible de Dios. Nuestra fe es la que vence al mundo” (cf. 1Jn 5,4); el séptimo día: “Transformados por el Buen Pastor. Apacienta mis ovejas” (Jn 21,17); y el octavo día: “Reunidos en el Reino de Cristo. Al vencedor lo sentaré en mi trono, junto a mí” (Ap 3,21).






Sitio de Jericó


El Templo Expiatorio a Cristo Rey, Antigua Basílica de Guadalupe y Familia Eucarística te invitan al Sitio de Jericó.

Acude del 29 de enero al 5 de febrero y pon tus intenciones en manos de Jesús Eucaristía, además únete en oración para pedir por la paz en México, la próxima visita del Papa Benedicto XVI y por la beatificación de la Madre Ma. Inés Teresa del Santísimo Sacramento.

Comunícate al 5750 2222 o al 5781 5324.




Contigo en la fe (Tema 1)


"Contigo en la fe" son una videocápsulas de Mons. Pedro Agustín Rivera Díaz que invitan a todo creyente a ir trazando vías que conduzcan por el camino de la santidad. Este es el tema 1: "Los jóvenes y la paz" (18 de enero del 2012).

lunes, 16 de enero de 2012


1ª PALABRA. domingo
Tengo sed.

Mons. Pedro Agustín Rivera Díaz.
Si te es posible haz esta oración de contemplación ante Jesús Eucaristía, expuesto o en el sagrario, o ante un crucifijo, o en el lugar que puedas. Persevera cada día y te aseguro que irás experimentando, cada vez más, la presencia de Dios en tu vida.
Por la señal de la santa Cruz… Padre Nuestro… Ave María… Gloria…
Ven Espíritu Santo y lléname con tu amor. Purifícame, renuévame, sáname y santifícame. Ilumina mi entendimiento para buscar y encontrar la Verdad. Orienta mis motivaciones hacia la Gloria del Padre y el bien de mis hermanos para que mis intereses sean los de Jesús. Fortalece mi voluntad para rechazar el mal y perseverar haciendo el bien. Amén.
 
PETICIÓN INICIAL: Señor Jesús, al meditar y contemplar las Palabras que dijiste en la Cruz, concédeme recibir el regalo de tu amor y el gozo de ser tuyo(a), en Ti confío. Gracias por tu perdón y por darme a la Virgen María como Madre. Te pido que me des la fortaleza y la Gracia de la Perseverancia Final, abandonándome, cada día, en los brazos amorosos de nuestro Padre Dios, yrecibiendo al Espíritu Santo en mi ser. Amén.
LECTURA
Tengo sed (Jn 19, 28). El Señor Jesús no habla sólo de una sed física, sino de la sed que tiene de mí y de la salvación de todos los hombres; no sólo para la Vida Eterna, sino también para darnos vida en abundancia, a los que en esta vida tenemos conocimiento de Él.
La expresión “tengo sed” es una declaración de su amor por mí y por la humanidad entera. Esta expresión, muchos santos la entendieron como “Tengo sed de almas” y sintieron que tenían que responder a Jesús, entregando su propia vida y trabajando para llevarle muchas almas. El primero en sentir este anhelo y explicitarlo fue san Pablo, quien aseguró que se desgastaría “por la salvación de las almas” (2Cor 12,15). Este compromiso en el apóstol, lo entendemos mejor, porque refiriéndose a Jesucristo, él afirma: “me amó y se entregó por mí” (Gal 2, 20c).
Madre Teresa de Calcuta hizo del “tengo sed” de Jesús, el centro de su espiritualidad. Ella amó a Jesús y en cada persona veía que le decía “tengo sed de ser amado”. Ella Lo amó en todos y en particular, entre los pobres…, en el más pobre.
Madre María Inés Teresa Arias, vivió y expreso esta “sed”, de diversas maneras y la dejó plasmada en frases como: “Comprar almas para Dios”… “Si no es para salvar almas, no vale la pena vivir”… y sobre todo en su oración: “Padre me pongo en tus manos, pero dame almas, muchas almas, infinitas almas…”
MEDITACIÓN
Ante el amor de Jesús, yo debo responder con amor; debo “tener sed de Él” y debo dejar que en mi corazón, el anhelo misionero surja y se consolide, para “comprar muchas almas para Él”. Tengo que ser consciente que “Jesús tiene sed de mí” y que yo puedo “saciar esa sed” entregándome totalmente a Él.
Experimentando el amor que Jesucristo me manifiesta, especialmente en la Cruz, debo responderle generosamente: amándolo y teniendo “sed de almas” para llevarlas a Dios.
De “la sed”, que Jesús tiene por nosotros, surgen la paz y la fortaleza interior para que, unidos a Él y movidos por el Espíritu Santo, “compremos almas para Dios”.
La “sed de almas” no se refiere solo a la salvación de la dimensión espiritual del ser humano o de “liberar” o “sacar” almas del purgatorio, sino que se refiere también al esfuerzo, unido a Jesucristo que, libera del pecado y sus consecuencias, a “todo el hombre y a todos los hombres” propiciando su desarrollo integral (cf. BENEDICTO XVI. Caritas in veritate. Nos. 8 y 18, 29-jun-2009). Por lo mismo el compromiso misionero por “la salvación de las almas” comprende a la persona y a la sociedad y me compromete a construir el Reino de Dios en medio de las estructuras sociales.
Ciertamente, el impulso misionero y social del “sed de almas” ha de traducirse en obras de misericordia que atiendan las necesidades de los más pobres, de los marginados y excluidos, y también han de motivar a llevar el mensaje y el amor de Jesucristo, a ámbitos más amplios como el de los medios de comunicación social, de la educación, del trabajo, de la economía, de la política, de los derechos humanos, etc.
Lo anterior s es posible bajo la guía de la Doctrina Social de la Iglesia y con la fuerza del amor de Dios, que es el Espíritu Santo.
ORACIÓN
Señor Jesús, por el amor del Espíritu Santo que se derrama en mi corazón: en Ti, quiero unirme al Padre y trabajar en la misión apostólica de mis hermanos en la Iglesia.
Señor mío, Jesucristo, concédeme tener “sed de Ti”, para que te busque y te encuentre y “sacie tu sed de mí” y “sacie mi sed de Ti”. Concédeme reconocerte y amarte en todos mis hermanos. Dame “tu sed”, para que trabaje por la “salvación de las almas” y lleve a muchos de mis hermanos hasta Ti.
Señor, quiero ser tu misionero. Con la fuerza de tu Espíritu, quiero hacer mías las palabras de san Pablo “¡ay de mí, sino evangelizara!” (1Cor 9,16) y porque quiero saciar tu “sed de almas”. Como tantos santos, quiero evangelizar y construir tu Reino, “a tiempo y a destiempo” (2Tim 4,2).
Señor dame tu Espíritu Santo. Tú lo puedes todo, yo sin Ti, no puedo nada.
Jesús, concédeme siempre experimentar tu amor y “tener sed de Ti”. Sacia “mi sed de Ti” y concédeme acercar a muchos de mis hermanos para “saciar tu sed”, procurando como única recompensa que todos te conozcan y te amen.
 
CONTEMPLACIÓN: Este es el momento más importante. Guarda unos momentos de silencio, cierra tus ojos, respira profundamente, repite varias veces y de manera pausada, el nombre de Jesús o la jaculatoria de este día. Deja que el amor de Dios inunde tu ser. Reflexiona sobre lo que has meditado, dejándote guiar por el Espíritu Santo, como la Virgen María que todo lo guardaba en su corazón (Lc 2,19). Hazte un propósito y esfuérzate por cumplirlo hoy. Concluye este momento de contemplación de la siguiente manera o de la forma que acostumbres hacerlo.
 
ACCIÓN
a.- IRÉ A MISA: Es Domingo, Día del Señor. Él me ama y me espera, yo gozoso iré a su encuentro y comulgaré de su Cuerpo y de su Sangre, para ser todo(a) uno(a) con Él.
b.- Haz un compromiso para este día y en la noche evalúa cómo y de qué forma lo cumpliste.
 
Por amor a Jesucristo hoy… ____________________

COMENTARIOS PERSONALES
 
 
 
 
Concluye tu oración contemplativa diaria haciendo la señal de Cruz sobre ti: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

jueves, 12 de enero de 2012


Acude el sábado 14 de enero del 2012 a la Ex-Glorieta de Peralvillo y reúnete con tu vicaría, para que juntos peregrinemos hacia la Basílica de Guadalupe en compañía de nuestro Cardenal Norberto Rivera Carrera.

La cita es a las 9:00 hrs.
Seamos "Discípulos y Misioneros de la Nueva Evangelización".

¡Te esperamos!

miércoles, 11 de enero de 2012

“Cristo sigue presente en medio de nosotros": Cardenal Rivera Carrera


Al mediodía del pasado 8 de enero, durante la celebración de la Epifanía del Señor, el Cardenal Norberto Rivera Carrera explicó en su homilía, que la palabra Epifanía en griego significa manifestación, revelación o aparición.

Con ello indicó que después de la Navidad, el Señor se manifiesta a todos los pueblos, quienes son representados por los personajes que ahora denominamos como Reyes Magos, los hombres venidos de oriente, que dejando sus palacios se pusieron en camino para buscar a un niño. Guiados por una estrella, llegan al lugar donde ha nacido el Hijo de Dios, “y postrándose, lo adoran, a pesar de que es muy distinto a como se lo habían imaginado, pues no está en un palacio, ni tiene insignias reales, sino está en los brazos de María su madre”.

“Cristo sigue presente en medio de nosotros, pero es necesario buscarlo, esa búsqueda es todo un camino que no podemos recorrer solos, una búsqueda no exenta de dificultades, una búsqueda en donde habrá sorpresas, una búsqueda que debe culminar en un encuentro personal con Cristo, reconociéndolo como nuestro único salvador, adorándolo como nuestro Dios”, exhortó el Arzobispo de México.

En su reflexión, también señaló que la fe en Cristo “es un regalo, un don” de Dios que debe transmitirse a los demás, por que es más que “la aceptación de unas verdades”, es tener una visión del mundo, que incluye todos los ámbitos de la vida humana, iluminados por el Evangelio de Jesucristo.

"La fe es algo vital, algo que invade todo nuestro ser, desde el entendimiento, hasta la práctica, pasando por la voluntad y el corazón. Es ver, sentir, querer y hacer las cosas al estilo de Cristo, como Cristo nos ha enseñado en su Evangelio.  Y esto es algo maravilloso.  La fe no es algo estático.  La fe es como una semilla que se desarrolla constantemente, desde su siembra en nosotros por el bautismo, hasta dar frutos de buenas obras, para que los demás, viendo nuestras buenas obras, glorifiquen al Padre que está en los cielos.  La fe es algo dinámico, una experiencia de crecimiento continuo en el conocimiento y en la realización de los planes de Dios sobre nosotros".

El Prelado recordó que la fe nos lleva a la oración y a la plegaria continúa, ya que nos ayudará a crear un ambiente para dialogar con Dios, al tiempo en que reiteró que además de escuchar a Dios y adorarle, la fe debe traducirse en obras que iluminen  las tinieblas, porque “una fe sin obras es una fe muerta que de nada sirve”. Para concluir su mensaje, el Cardenal Rivera comentó el verdadero significado del día de reyes:

"La fiesta de los Reyes que hoy celebramos nos recuerda no sólo los regalos que estos personajes misteriosos le llevaron a Cristo, o los regalos que nosotros podemos hacer a los que son imágenes y presencia de Cristo, sino que nos recuerda el gran regalo que hemos recibido en la fe que Dios nos dio desde el día de nuestro bautismo. Nos recuerda la vocación de que todos somos llamados a la salvación, nadie está excluido de esa salvación que Cristo viene a traernos. Nos recuerda que la fe es toda una aventura, toda una búsqueda, la fe es un encuentro no con una doctrina ni con una moral, es un encuentro con una persona, con Cristo Jesús. La fe es auténtica sólo si termina en un encuentro personal con Cristo".

lunes, 9 de enero de 2012

Quinto aniversario de Fe y mundo

El pasado jueves 5 de enero, Comunicación con Criterio y Monseñor Pedro Agustín Rivera celebraron el quinto aniversario del programa radiofónico "Fe y mundo" que bajo el lema "Con sentido humano y espiritual. El lugar de la buena noticia", comparten con sus seguidores y amigos, testimonios, actividades, reflexiones, noticias y mucho más, todo relacionado a la Iglesia Católica y al desarrollo humano desde el ámbito espiritual. 

Se transmite cada jueves de las 18:00 a las 19:00 hrs a través de Radio Rasa en el 620 de am.



viernes, 6 de enero de 2012

Próximas actividades de Derechos del Concebido


Derechos del Concebido A.C.
Te invita a ser parte de sus próximas actividades.

8 de enero 12:00 hrs.
Eucaristía en reparación por los pecados de aborto.
Santuario de las victimas del aborto ubicado en el Panteón Dolores, Av. Constituyentes S/N, Col. 16 de septiembre. (Se adjunta croquis de localización).

15 de enero 12:00 hrs.
Domingo de oración por la Vida y la Familia.
Templo Expiatorio a Cristo Rey,  Antigua Basílica de Guadalupe.
Te esperamos los domingos terceros de mes.

Invitamos en particular a que presenten sus necesidades ante Jesús Eucaristía, todos los novios que estén viviendo su noviazgo en castidad, a mujeres embarazadas, a matrimonios que no han podido tener hijos y que deseen se ore por ellos, a la presentación de los 40 días de niños recién nacidos y a personas que han experimentado la pérdida de su bebé por un aborto. 

“Se Voz de los que no tienen Voz”
¡Te esperamos! 
Para mayores informes  comunícate con nosotros a:
Derechos del Concebido A. C. 
Tel. (0155) 52073578
derechosdelconcebido@yahoo.com.mx,
www.derechosdelconcebido.org.mx,
http://derechosdelconcebidoac.blogspot.com/

La Epifanía


Peregrinación de la Arquidiócesis 2012

Acude el sábado 14 de enero del 2012 a la Ex-Glorieta de Peralvillo y reúnete con tu vicaría, para que juntos peregrinemos hacia la Basílica de Guadalupe en compañía de nuestro Cardenal Norberto Rivera Carrera.

La cita es a las 9:00 hrs.
Seamos "Discípulos y Misioneros de la Nueva Evangelización".

¡Te esperamos!

jueves, 5 de enero de 2012

Yo soy el 2012

Me llamo" 2012" aunque todos me conocen con el poco original nombre de "el año que entra".
Hasta hoy, no tengo forma, no soy un año increíble, pero tampoco horrible, no soy brillante ni opaco...

¿Cómo quieres que sea?

Pronto usarás esa agenda que lleva mi nombre y, deseo que me concedas un privilegio.

Sólo uno.............. Quiero que me hagas EL MEJOR AÑO DE TU VIDA.

A ver, ¿cuál de tus otros años te había pedido esto?

Te apuesto que NINGUNO...

Yo sí vengo y me planto con mis cuatro números frente a ti, porque quiero ser el año en que te atrevas a hacer más cosas; el año en que pienses y actúes más en grande, en que compartas tus talentos y capacidades con mayor generosidad; el año en que tu mente, corazón y cuerpo produzcan mejores cosas, en una forma honesta para tu beneficio y el de los que te rodean.

El año en que más cariño y atención brindes a los tuyos.

El año en que asumas tus Dones. El año en que más te ames. Que el despertar y tu nueva conciencia llegue a todos los que están cerca de ti.

HOY me uno a las celebraciones para despedir al 2011 "Ya se va” .
Sus altas y bajas se van con él... Ahora me toca a mí...

POR FAVOR!!!!!!!! Disfrútame, úsame al máximo, lléname de experiencias, diviértete mientras estamos juntos, quiero irme con el siguiente diciembre agotado, pero lleno de cosas BUENAS y con el privilegio de haber sido el mejor de TODOS...
Habré logrado mi propósito:!VIVIRÉ para siempre en ti, porque no podrás olvidar lo increíble que fue nuestro tiempo juntos y al terminar las campanas que anuncian mi llegada, acuérdate de mí, respira profundo y... ¡adelante!
Con mucha ilusión espera este Año, que sea de verdad con TODOS tus anhelos, un maravilloso 2012!!!!!! Con todo mi CORAZÓN Y CARIÑO....

Firma: 2012

martes, 3 de enero de 2012

Conozcamos más al Papa Benedicto XVI

Biografía del Santo Padre Benedicto XVI

Joseph Ratzinger, actual Papa Benedicto XVI, nació en Marktl am Inn, diócesis de Passau, en Alemania, el 16 de abril de 1927 en el seno de una familia modesta.

Pasó su infancia y adolescencia en una pequeña localidad cerca de la frontera con Austria, a treinta kilómetros de Salzburgo, ahí recibió su formación cristiana, humana y cultural.

El período de su juventud no fue fácil, pues fue la época en que el régimen nazi mantenía un clima de fuerte hostilidad contra la Iglesia católica. Sin embargo, la fe y la educación inculcada por su familia, lo preparó para afrontar aquellos terribles sucesos.

En los últimos meses de la segunda guerra mundial, fue enlistado en los servicios auxiliares antiaéreos del ejército alemán.

De 1946 a 1951 estudió filosofía y teología en la Escuela superior de filosofía y teología de Freising y en la universidad de Munich. El 29 de junio de 1951 fue ordenado sacerdote y al año siguiente se desarrolló como profesor en la Escuela superior de Freising.

En el año 1953 se doctoró en teología con la tesis: “Pueblo y casa de Dios en la doctrina de la Iglesia en san Agustín”. Cuatro años más tarde, obtuvo la habilitación para la enseñanza con una disertación sobre: “La teología de la historia de san Buenaventura”. En 1969 pasó a ser catedrático de dogmática e historia del dogma en la Universidad de Ratisbona, donde ocupó también el cargo de vicerrector de la Universidad.

De 1962 a 1965 hizo notables aportaciones al Concilio Vaticano II como “experto”; asistió como teólogo consultor del cardenal Joseph Frings, arzobispo de Colonia. Su intensa actividad científica lo llevó a desempeñar importantes cargos al servicio de la Conferencia Episcopal Alemana y de la Comisión Teológica Internacional.

El 25 de marzo de 1977, el Papa Pablo VI lo nombró arzobispo de Munich y Freising. El mismo Papa lo nombró cardenal, con el título presbiteral de “Nuestra Señora de la Consolación en el Tiburtino”, en el consistorio del 27 de junio del mismo año.

En 1978, el Cardenal Ratzinger participó en el Cónclave, celebrado del 25 al 26 de agosto, que eligió a Juan Pablo I. En el mes de octubre del mismo año, participó también en el Cónclave que eligió a Juan Pablo II.

Juan Pablo II lo nombró Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y Presidente de la Pontificia Comisión Bíblica y de la Comisión Teológica Internacional, el 25 de noviembre de 1981.

Fue Presidente de la Comisión para la preparación del Catecismo de la Iglesia católica, que, después de seis años de trabajo (1986-1992), presentó al Papa el nuevo Catecismo.

Juan Pablo II, el 6 de noviembre de 1998, aprobó la elección del cardenal Ratzinger como Vicedecano del Colegio cardenalicio. Y el 30 de noviembre de 2002, aprobó su elección como Decano; con dicho cargo le fue asignada, además, la sede suburbicaria de Ostia.

Desde el 13 de noviembre de 2000 fue Académico honorario de la Academia Pontificia de las Ciencias.

En la Curia romana, fue miembro del Consejo de la Secretaria de Estado para las Relaciones con los Estados; de las Congregaciones para las Iglesias Orientales, para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, para los Obispos, para la Evangelización de los Pueblos, para la Educación Católica, para el Clero y para las Causas de los Santos; de los Consejos pontificios para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y para la Cultura; del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica; y de las Comisiones pontificias para América Latina, “Ecclesia Dei”, para la Interpretación auténtica del Código de Derecho Canónico y para la Revisión del Código de Derecho Canónico Oriental.

Sus publicaciones fueron abundantes a lo largo de los años, constituyendo un punto de referencia para muchas personas, especialmente para los que querían profundizar en el estudio de la teología.

Ha recibido numerosos doctorados “honoris causa”: por el College of St. Thomas in St. Paul (Minnesota, Estados Unidos), en 1984; por la Universidad católica de Eichstätt (Alemania) en 1985; por la Universidad católica de Lima (Perú), en 1986; por la Universidad católica de Lublin (Polonia), en 1988; por la Universidad de Navarra (Pamplona, España), en 1998; por la Libre Universidad María Santísima Asunta (LUMSA) (Roma), en 1999; por la Facultad de teología de la Universidad de Wroclaw (Polonia), en 2000.

Fue elegido Papa el 19 de abril de 2005, convirtiéndose en el Pontífice número 265, sucesor de Juan Pablo II "El Grande". Escogió el nombre de Benedicto XVI.


lunes, 2 de enero de 2012

“Primera visita de Su Santidad Benedicto XVI a México”

“¡Qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que anuncia la Paz!” Is. 52,7.


1. La Iglesia de México, a través de la Conferencia del Episcopado Mexicano, acoge con gran alegría la noticia de la próxima visita de S.S. Benedicto XVI, al continente latinoamericano y el Caribe; manifiesta su regocijo al Señor de la Vida y de la historia, por lo que significará este evento para nuestros pueblos, espera que toda la movilización, reflexión y logística en torno a este acontecimiento, sea una palabra de ánimo para todos nosotros y motivo de unidad, de reconciliación y de acuerdos, que nos lleven a la construcción de la paz en este continente.

2. En México, “en los últimos meses, suceden hechos violentos, relacionados en numerosas ocasiones, con la delincuencia organizada; esta situación se agrava día con día.” (Exhortación Pastoral del Episcopado Mexicano sobre la misión de la Iglesia en la construcción de la paz, para la vida digna del pueblo de México, “Que en Cristo, nuestra Paz, México tenga vida digna”, 2).

3. Son diversos los factores que contribuyen a esta situación, a decir: la pobreza y la desigualdad, la insuficiencia de reformas económicas, el desempleo, la corrupción e impunidad, la inseguridad ciudadana, la falta de un adecuado sistema penitenciario y otras situaciones estructurales; se acompañan al mismo tiempo, de las pequeñas faltas cotidianas que mantenemos en muchas de nuestras relaciones, como la violencia intrafamiliar, la violencia contra las mujeres, contra la infancia, así como la falta de oportunidades reales para tantos jóvenes que se ven prontamente involucrados en situaciones de exclusión social, de captación por parte de redes criminales y de falta de preparación para enfrentar un futuro incierto.

4. Todo esto convive al lado de grandes esfuerzos por parte de instituciones, de organizaciones y personas que día con día, encuentran caminos nuevos para construir la reconciliación y la paz en nuestra sociedad.

5. Como Iglesia mexicana, ante esta situación, mantenemos firme la esperanza cristiana, que transforma y sostiene nuestra vida, que plasma un modo nuevo de la misma (Cfr. Spe Salvi, 10). Esperamos también con ansia, la guía y la palabra del Pastor, del Mensajero que trae la Buena Nueva de la Paz.

6. Nos sentimos positivamente desafiados a entender y aplicar el contenido de su mensaje, donde propone reiteradamente a los pueblos, que: “El auténtico desarrollo: debe ser integral, es decir, promover a todos los hombres y a todo el hombre” (Caritas in Veritate 18).

7. Deseamos que se sume mucha gente, como sabe hacerlo nuestro pueblo, a este evento, así como el Papa: “desea que haya mayor atención y participación, en las cuestiones públicas, por parte de los ciudadanos” (Caritas in Veritate, 24)

8. Ante esta gozosa celebración, refrendamos nuestro respeto y defensa por la vida, ya que “el respeto a la vida, no puede separarse de las cuestiones relacionadas con el desarrollo de los pueblos” (Caritas in Veritate, 28).

9. Queremos organizarnos más, porque la práctica de la verdadera Caridad requiere una organización profesional, adecuada a las necesidades cada vez más específicas, que nos presentan las diversas situaciones de sufrimiento social en nuestra Patria. (Cfr. Deus Caritas est, 20)

10. Optamos por la Educación, en procesos que involucren a los distintos actores de la sociedad, queremos sumarnos a esta gran tregua con el motivo de la visita de Su Santidad a nuestra tierra.

11. Somos un pueblo y continente profundamente Guadalupano, es en el rostro mestizo de la Virgen del Tepeyac, en donde se resume la inculturación del cristianismo a las costumbres de nuestros pueblos. Cfr. Juan Pablo II, Discurso inaugural a la IV Conferencia del Episcopado Latinoamericano, Santo Domingo, 24.

12. Es la Virgen a quien pedimos que nos cubra con su manto, a quien solicitamos nos ayude en esta gran empresa de recibir al Peregrino que nos trae las palabras de Jesús, palabras de amor, de justicia y de caridad en la verdad.